¿Has leído "Dalí diseñó una falla"?

Mascletà apretujados pero con mascarilla

Se podrá estar apretujado en la mascletà de la plaza del Ayuntamiento, pero habrá que llevar mascarilla. Donde no habrá que llevarla es en la Ofrenda, salvo que solo la mires. ¡Y que corra el aire en los casales (aunque ligar no estará prohibido)!

Ninot con mascarilla de la Falla Plaza del Ángel, 2021; artista: Fent d'Encàrrec
Ninot con mascarilla de la Falla Plaza del Ángel, 2021; artista: Fent d’Encàrrec.

El mes que viene tendremos unas Fallas casi normales en València. Las medidas sanitarias no son demasiado exigentes y se podrán desarrollar incluso los actos multitudinarios, aunque eso sí, con precauciones lógicas porque el coronavirus ha bajado, pero sigue estando entre nosotros.

En efecto, esta mañana, el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, tras una reunión con los representantes de diversas fiestas de la Comunitat Valenciana ha aprobado una serie de medidas sanitarias para que se desarrollen con el menor riesgo de contagio posible. La mascarilla será obligatoria solo en las aglomeraciones, y en los espacios interiores según la normativa general al respecto (salvo menores de 6 años). En los locales festeros (como los casales de fallas) deberá haber ventilación constante, y en las carpas se recomienda tener dos laterales abiertos; si no es así, se considerarán espacios cerrados con sus restricciones obligatorias. En cuanto al consumo de comida y bebida, se regirá por las mismas restricciones que la hostelería y el ocio nocturno.

Concretando en actos, la mascletà no tendrá limitación de aforo, pero será obligatoria la mascarilla para verla. En la Ofrenda de Flores no se obligará a llevarla a los participantes, aunque sí al público por considerarse también aglomeración.

Ximo Puig ha apuntado que si sigue la tendencia la baja de contagiados por la pandemia, se podrán relajar estas restricciones. También ha reconocido que las Fallas y la Magdalena se van a celebrar con la mayor normalidad posible, pero no van a ser normales del todo aunque se haya buscado un equilibrio entre seguridad sanitaria y actividad festera que está más al lado de esta última.

Alegría de la fallera mayor de València

Tras conocer estas medidas, Carmen Martín Carbonell, fallera mayor de València de este ejercicio, se ha sentido junto a su corte de honor “emocionada, orgullosa y satisfecha”. Asimismo, ha recomendado responsabilidad en las Fallas de 2022. También desea que sean “inolvidables y que marzo sea muy especial”, y reconoció en las redes sociales que el color de su traje en la Exaltación, verde esperanza, fue elegido adrede por su deseo de que la semana fallera estuviera cerca de la normalidad, algo que se cumplirá.