¿Has leído "Del Pregón a la Crida"?

El Moisés de Regino Mas

Se ha llegado a decir que la falla de la Plaza del Mercado Central de 1944  es una de las diez mejores de la historia. Y no es para menos, ya que es una de las mejores creaciones de su artista, Regino Mas, llevándose el primer premio de la sección especial. Además, de ella salió el ninot indultat de ese año (que en realidad fueron dos).

Falla Plaça del Mercat Central, 1944, de Regino Mas (archivo J.J. Coll - jotajotacoll.blogspot.com)
Falla Plaça del Mercat Central, 1944, de Regino Mas (archivo J.J. Coll – jotajotacoll.blogspot.com).

El lema de este catafalco era La llei de l’embut, pero se la ha conocido como “El estraperlo” (por el tema), “la del Moisés” (por el remate) o “la del mig rotllo amb faves” (la del medio rollo con habas, por la forma que tenían todas las bases menos una). Su figura superior era una enorme reproducción del Moisés esculpido por Miguel Ángel, el cual aludía a la injusticia que suponía el hecho de que algunos estraperlistas e industriales de aquella época pudieran utilizar artimañas ilegales para enriquecerse, mientras que la gente humilde, en especial los intelectuales y los artistas, lo tenía difícil para ganarse la vida. En concreto, el llibret de la falla decía que los diez mandamientos que impuso Moisés han acabado apolillados con el tiempo, sustituyéndose por la ley del embudo, o en otras palabras, que las normas son muy permisivas para unos (los ricos) y muy rígidas para otros (los pobres). Como se ve, a pesar del tiempo que ha pasado desde que se plantó, el argumento de la falla no ha perdido actualidad y sería aplicable en la España de ahora.

Por votación popular, el ninot indultat de 1944 fue el perteneciente a esta falla. Se le ha dado el título Dos de las Hermanitas de los Pobres y en realidad son dos figuras, las cuales representan a dos ancianos abandonados por la familia que viven en el asilo de la Congregación de las Hermanitas de los Pobres. Uno de ellos lleva un cirio que el otro intenta encender, y formaban parte de una escena que representaba el entierro de un compañero, en el cual se intentaba conseguir alguna limosna para dicho asilo. Los dos ninots originales, aunque restaurados, se pueden ver aún en el Museo Fallero de Valencia.

Con esta falla, Regino Mas, uno de los artistas falleros más importantes de la historia de las Fallas, entraba en una etapa de su producción llena de clasicismo, estilo que acabaron adoptando la mayoría de los artistas y que aún hoy en día sigue muy presente en las fallas que se plantan. Precisamente con motivo de la celebración de los 110 años de su nacimiento en Benifaió y del 60 aniversario de su nombramiento como hijo predilecto de su pueblo, La llei de l’embut se reprodujo como falla municipal de esta localidad el año 2009.


PARA SABER MÁS:

SANCHÍS, MANUEL (1999): Regino Mas, historia de una época. València, Editorial Albatros.