Fallas para falleros y no falleros según Candreu
¿Ya has leído El Pinocho de Na Jordana?

Almodóvar se pierde por la Falla Rubén Darío

El artista Agustín Torralba traerá a la Falla Rubén Darío – Fray Luis Colomer a Pedro Almodóvar y un laberinto de pasiones falleras, en el que habrá que llevar brújula para salir por lo menos.

Boceto de la falla infantil de Rubén Darío - Fray Luis Colomer 2024

Tras no continuar Juan Lluch y Víctor Navarro como artistas falleros de esta comisión por diferentes circunstancias, será Agustín Torralba el que realice ambas fallas, los proyectos de las cuales se han presentado esta tarde en el casal.

Primeramente se descubrió la falla infantil. Para plantearla, se pidió a los niños de la comisión que realizarán un dibujo de un ninot, eligiéndose finalmente una fallera que dibujó una niña y alrededor de la cual girará la falla. Efectivamente, la falla tendrá en la parte superior a una fallera que está bailando a la vez que sostiene un ramo de petardos y se hace un selfie, y que representa el tema de la falla: cómo viven las fiestas falleras los niños desde que se planta la falla hasta que se quema. El lema del catafalco será Mis fallas y, bajo la fallera, tendrá la cabeza del un niño de la cual salen las ideas de lo que más le gusta de las Fallas: el teatro, la fiesta de pijamas, bailar y la xocolatà.

Boceto de la falla grande de Rubén Darío - Fray Luis Colomer 2024

Después fue el turno de la falla grande, que surgió del brainstorming entre varias personas entre las cuales había falleros, el artista fallero y el guionista oficial, Daniel Sánchez Parejo. De esa reunión surgió la idea de dedicar la falla al director de cine Pedro Almodóvar y ponerle como lema el título de una de sus películas, Laberinto de pasiones. Asi, en el remate figurará el busto de este cineasta, y bajo de él un laberinto visitable por el público que esconderá diferentes sorpresas, algunas hasta picantes. Sobre él, siluetas que son deseos de pasiones falleras, y alrededor cuatro escenas. En una estará el diablo invitando a entrar, en otra una persona perdida en el laberinto de Ikea, en la tercera un apasionado del deporte (pero de verlo en el sofá, no de practicarlo), y por último un fallero harto del laberinto burocrático que supone pedir un permiso para un acto fallero.

Presentación de proyectos de la Falla Rubén Darío 2024