Fallas para falleros y no falleros según Candreu
¿Ya has leído La plantà?

¿Cuántos ‘cacaos’ mueven las Fallas?

Los falleros (y sobre todo las fallas) saben que la falla les cuesta un pico, pero ¿cuánto en total? La Universitat de València ya se ha puesto las pilas para calcular el impacto económico de las Fallas de València 2023. Y tú quizás puedas ayudar.

Dinero, diners, euros, Falla Corona 2021

Unos 750 millones de euros era el impacto económico de las Fallas de València en 2008, según un informe de la Interagrupación de Fallas. Dado que este estudio se ha quedado ampliamente desfasado, y que además es mejorable técnicamente, el Ayuntamiento de València ha encargado a la Universitat de València otro, el cual tras años de espera, por fin se presentó el pasado lunes.

En la fiesta fallera el dinero no se quema, sino que se genera como en cualquier otro evento turístico. El gasto de falleros, falleras e instituciones a su vez genera un movimiento económico indirecto (es el llamado “efecto multiplicador”) que dinamiza la economía en la que se encuentra. Para calcular todos estos efectos económicos de las Fallas se contará con un equipo de investigadores con amplia experiencia en estudios de impactos económicos, liderado por el catedrático de Fundamentos de Análisis Económico e investigador del Ivie, José Manuel Pastor, junto a los profesores del departamento de Dirección de Empresas Juan Francisco Martínez y Manuela Pardo. La investigación económica contará con la colaboración del el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (Ivie). El encargo de este trabajo se ha realizado a través de la Cátedra de Modelo Económico Sostenible de Valencia y Entorno que el ayuntamiento tiene en la Universitat de València.

La metodología del estudio consistirá en recoger los gastos que realizan los principales agentes de la fiesta (falleros y falleras, comisiones, residentes no falleros, visitantes e instituciones/empresas) y analizarlos de manera que se calcule cuál es su impacto en el PIB y en el empleo de la Comunitat Valenciana.

Metodología del estudio del impacto económico de las Fallas de València

Dentro de esos gastos están los evidentes de la actividad fallera como la falla (el monumento), la pirotecnia, las bandas de música, las comidas y cenas, los autobuses, las verbenas, etc. Pero también están las compras individuales de falleros y falleras como la indumentaria, la peluquería, los fotógrafos, el transporte…

Fuera de los organizadores de la fiesta, los valencianos y valencianas junto a los turistas que la viven desde fuera también gastan en buñuelos, petardos, etc. Y en instituciones hay que tener en cuenta el presupuesto de Junta Central Fallera, por ejemplo.

Todas estas cantidades económicas se obtendrán mediante encuestas. Por un lado, las comisiones falleras y sus integrantes recibirán cuestionarios para rellenar online al cierre del ejercicio fallero, y por otro, un equipo de encuestadores de la Fundación Visit València entrevistarán a no falleros para saber en qué gastan su dinero durante la fiesta. Por último, las administraciones públicas y algunas empresas privadas también recibirán preguntas sobre sus gastos en Fallas.

La diferencia con el anterior estudio económico es que en 2008 no se consideraba el impacto inducido (el generado por los empleados de las empresas relacionadas con las Fallas) ni el indirecto, ni tampoco el gasto de agentes no vinculados directamente a la fiesta.

Estos estudios de impacto económico se realizan habitualmente en grandes eventos turísticos. Los hay del Festival de cine de Valladolid, las fiestas del Pilar de Zaragoza, la Semana Santa en las principales capitales de Andalucía, la Feria de Abril de Sevilla, y en València, de la maratón, la Copa Davis o la Ciudad de las Artes y las Ciencias.

Ejemplo de resumen de impacto económico
Ejemplo de resumen de impacto económico.

Con las conclusiones del estudio de impacto económico de las Fallas de València, se podrá saber la repercusión económica y los beneficios que da esta fiesta, y su incidencia en el turismo, en la producción y el empleo, e incluso el impacto generado en cada sector y por agente. De esta manera, se podrán justificar las decisiones de inversión pública y privada, y mejorar más la reputación y el reconocimiento de la fiesta, esta vez desde el punto de vista económico.