Miguel Santaeulalia se lleva a su casa el Borumballa

Miguel Santaeulalia, de los Santaeulalia de toda la vida, ha ganado el premio Borumballa otorgado por la Federación de Fallas de Primera A. Y hablando de federaciones, José Gimeno continúa de presidente de la Federación de Fallas de la Sección Especial.

Premios Borumballa 2014 (foto: Twitter @FedFallas1A).
Premios Borumballa 2014 (foto: Twitter @FedFallas1A).

El artista Miguel Santaeulalia (hijo) recibió ayer el premio Borumballa en el casal de la Falla Ribera-Convento de Santa Clara. Este premio lo otorga la Federación de Fallas de Primera A al artista ganador de la sección de plata de Junta Central Fallera, que este año plantó en la Falla Grabador Esteve-Cirilo Amorós.  En el acto estuvieron presentes todos los constructores de las fallas de la sección primera A y se sopló una tarta para conmemorar el quinto cumpleaños de estos galardones. El presidente de la federación, Francisco Romero, cerró el acto con un discurso donde declaró que cree necesaria la unión de fuerzas de muchas estructuras falleras «pues vamos desorientados», y destacó la utilidad de las redes sociales para hacer conocida esta asociación de fallas.

Hablando de federaciones, el 6 de mayo se reeligió a José Giménez Pérez como presidente de la Federación de Fallas de la Sección Especial. La elección tuvo lugar en el casal de la Falla Convento Jerusalén-Matemático Marzal.

No te importará que usemos cookies en esta web, ¿verdad? Si sigues navegando, entendemos que no. Más información

Las cookies son unos ficheritos que se almacenan en tu ordenador con información de tu navegación. Las usan prácticamente todas las webs, pero ahora los políticos nos obligan a informarte de que las utilizamos y, por tanto, a molestarte con un mensaje al entrar a esta. Distrito Fallas sólo utiliza cookies para reconocer a usuarios registrados, estadísticas y gestionar la posible publicidad, sin enviar ningún tipo de información personal. Si continuas navegando en la web sin cancelar su uso en tu navegador, entendemos que no te importa (y no debería importante, porque ni te vamos a espiar ni a vender nada).

Cerrar