Presidentes que repiten curso

Patricia Borrego, presidenta de La Merced 2015
Patricia Borrego.

Muchos, muchos son los presidentes de falla que repiten, y no porque no hayan estudiado, sino porque sus falleros piensan que lo han hecho muy bien. Ha pasado en La Merced, Sueca-Literato Azorín, Noscarmientas, El Clero y otras.

La histórica Falla Plaza de La Merced ha reelegido a Patricia Borrego Meléndez como presidenta de la comisión. Así lo decidió por unanimidad la junta general reunida la noche del vernes 4 de abril. Por el mismo barrio, la Falla Avenida del Oeste también repitió presidencia, ya que Juan Enrique Gómez Bataller volvió a salir elegido.

Al otro lado de la Gran Via, en Ruzafa, Sueca-Literato Azorín decidió que repitiera su presidencia repartida, es decir, Juanjo García, Pedro Luque, Juanjo Micó y José Pedro Ros, con lo que con este ya son tres años los que dirigen esta comisión de especial. No muy lejos de allí, Sevilla-Dénia sigue confiando en Carlos Galiana como presidente, Cádiz-Cura Femenia en Jaume Bronchud (aunque ahora en solitario), Doctor Serrano-Carlos Cervera-El Clero en Javier Sanz López, y Cádiz-Dénia en Baltasar Catalán Dutor.

Más cerca del mar, la Falla Mayor-Moraira-Nazaret reeligió por unanimidad a Francisco Aleixandre Antequera como presidente de la comisión. También repite el presidente de Ramón de Rocafull-Conde de Alaquàs, Rafael Aviñó i Gurrea.

No te importará que usemos cookies en esta web, ¿verdad? Si sigues navegando, entendemos que no. Más información

Las cookies son unos ficheritos que se almacenan en tu ordenador con información de tu navegación. Las usan prácticamente todas las webs, pero ahora los políticos nos obligan a informarte de que las utilizamos y, por tanto, a molestarte con un mensaje al entrar a esta. Distrito Fallas sólo utiliza cookies para reconocer a usuarios registrados, estadísticas y gestionar la posible publicidad, sin enviar ningún tipo de información personal. Si continuas navegando en la web sin cancelar su uso en tu navegador, entendemos que no te importa (y no debería importante, porque ni te vamos a espiar ni a vender nada).

Cerrar