Una falla permanente para turistas


Turista que vas por Valencia con tu cámara haciendo fotos y pagando un dineral por una paella en la playa: ya puedes ver una falla aunque sea verano. ¿Pero cómo? Pues visitando la tienda de souvenirs “La Escuraeta”, junto a la Basílica de Valencia. Allí se encuentra esta falla permanente que, por cierto, es obra del artista Carlos Ramón. La entrada es libre.

Motivos puramente valencianos -una barraca, el Miguelete, naranjas, pirotecnia, falleras…- forman esta falla infantil que forma parte de la decoración de la tienda “La Escuraeta”, especializada en recuerdos para turistas. Está situada en el número 2 de la plaza Escolanía de la Mare de Déu, de Valencia, haciendo esquina con la plaza de la Virgen. Este catafalco se podrá ver en cualquier época del año, ya que no se va a quemar.

Falla de la tienda La Escuraeta

Falla de la tienda La Escuraeta