Los jóvenes abuelitos de Exposición


Los falleros de Exposición-Micer Mascó-Arévalo Baca plantaron en 2003 una de sus fallas más divertidas. Parodiando la famosa frase del modisto Adolfo Domínguez  que decía La arruga es bella, su mensaje era demostrar con humor que aunque uno tenga muchos años, puede sentirse muy joven, tener ganas de vivir y sobre todo de pasárselo bien.

Falla Exposició 2003

En efecto, los artistas Pepe Puche y Guillermo Rojas crearon un monumento donde los abuelos de la parte central del mismo se sienten tan jóvenes que llevan pañales, chupete, sonajero, biberón y andador. La vejez no les detiene para nada, como demuestra que se apuntan a todas las excusiones que les ofrece el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales para ver parajes naturales como el Garbí y Peñíscola, y disfrutar de visitas culturales a bibliotecas y museos, aunque siempre hay algún viejo verde que prefiere ir de discoteca. Incluso se atreven a ir a parques temáticos como Terra Mítica, donde se les ve disfrutar como chavales (aunque a alguna señora se le caiga la peluca en las atracciones).

Falla Exposicií 2003

En otra escena también se les ve haciendo deporte, en concreto footing, pero con una gran motivación: perseguir a una escultural presentadora de Canal 9.

Falla Exposició 2003

Y es que algunos tienen buena forma física que les permite llevar una vida sexual plena, aunque hay otros que si no fuera por la viagra, poco harían. Incluso algunos deciden casarse, como se puede ver en la escena que se llevó a la Exposición del Ninot aquel año.

Falla Exposició 2003

No podían faltar las referencias a los hogares del jubilado. En ellos los abueletes juegan a las cartas, ríen y rejuevecen bañándose en la piscina (con flotadores tan originales como uno que, en vez de cabeza de patito, lleva cabeza de pene).  Ahora bien, no hay que olvidar que la tercera edad es la última de la vida y la tumba está cerca, así que la falla mostraba diversos sarcófagos abiertos donde se podía ver que los fallecidos estaban especialmente “dotados” sexualmente, en especial un “enano afortunado” que no tocaba con sus pies el suelo porque su enorme miembro viril no lo permitía. También se podía ver a un pirata que necesitaba un agujero en la tapa del ataúd para sacar la punta de su pene y una referencia a Dinio, el cubano que fue novio de Marujita Díaz.

Falla Exposició 2003

Esta falla, que participaba en la sección especial, consiguió el tercer premio en la misma en 2003.

Falla Exposició 2003