Carnavales en Acacias-Picayo

No presentó bocetos, sino un boceto y una maqueta, la Falla Acacias-Picayo. El artista Antonio Rubiño sueña en estar siempre de fiesta con las fallas que plantará en esta demarcación (¿y quién no?).

Dice un refrán que “Carnestoltes, moltes voltes, i Nadal de mes a mes; Pasqua totes les setmanes; la Quaresma mai vingués”, o sea, que nos encantaría estar todo el año de fiesta, y de eso es lo que lo que versará la falla grande de Acacias-Picayo, que saldrá del taller de Antonio Rubiño. La maqueta se presentó oficialmente el viernes pasado en el casal, y su lema es el inicio del refrán comentado: Carnestoltes, moltes voltes.

Maqueta de la falla grande de Acacias-Picayo 2015

También se descubrió el boceto de la falla infantil, un monumento que realizará el mismo artista. Su lema es Els xiquets somien amb… y, lógicamente, trata de los sueños que tienen los niños hoy en día.

Boceto de la falla infantil de Acacias-Picayo 2015

Los representantes de la comisión descubrieron ambos proyectos: los infantiles, Lucia Paredes Martínez y Marcos Fernando Sáez Pajarón, y los mayores Mari Carmen Benlloch Almenar y Jose Carrasco Lucendo.

 

A Lepanto-Guillem de Castro le toca mañana

Una semana después de dicha presentación de bocetos, es decir, mañana, será la Falla Lepanto-Guillem de Castro quien muestre los suyos, que como siempre serán de los calificados como innovadores. Será a las 20.00 horas en su casal.

No te importará que usemos cookies, ¿verdad? Pues cierra este cuadro molesto y a disfrutar de la web. Más información

Nuestras cookies no se comen, son unos ficheritos que se almacenan en tu ordenador con información sobre tu navegación por Internet. Las usan prácticamente todas las webs, pero ahora los políticos nos obligan a informarte de que las utilizamos y, por tanto, a molestarte con un mensaje al entrar a esta. Distrito Fallas solo utiliza cookies para reconocer a usuarios registrados y realizar estadísticas de visitas. Esperamos que no te importe que las usemos y que navegues con tranquilidad (y no debería importante, porque ni te vamos a espiar ni a vender nada).

Cerrar