Fallas para falleros y no falleros según Candreu

Vicente López gana el concurso de cuentos de ‘El Turista Fallero’

Vicente López Torres ha conseguido el premio del XV Concurso de Cuentos Falleros de la revista El Turista Fallero, con su nostálgico relato “Com un tabal”. ¡Enhorabuena!

Concurso de cuentos falleros de "El Turista Fallero"

Vicente López Torres, fallero de la comisión de Pintor Domingo y además veterano escritor (tiene 60 años) con premios en teatro fallero, es el ganador de la presente edición del concurso de cuentos falleros con la obra “Com un tabal”. En ella evoca con nostalgia el pasado glorioso de las fallas de los años 1970, con el marco del barrio del autor, Benimàmet, y también del Carmen.

El triunfador de esta edición es un habitual escritor de llibrets, apropòsits y guiones de falla. Además es un experto en teatro infantil fallero en valenciano, ganando cinco premios Saragüells de Junta Central Fallera y 14 primeros premios en teatro infantil.

Como finalista del concurso, con solo un punto de diferencia de puntuación con el ganador, ha quedado Fernando Morales Checa con “Una cremà de veritat”. Un texto también con añoranza sobre el ayer y hoy de la fallas, y donde aparecen problemas actuales de la fiesta. Se da la circustancia de que este casi ganador del concurso, ya lo ha ganado dos veces.

La revelación ha sido Susana Gisbert Grifo, fiscal y reconocida escritora, que con su cuento “Això no és un Ninot Story” ha quedado en tercer puesto. Tras ella, como accésits, se sitúan “Ninot”, de Iván Humanes Bespín; y “Tot canvia per a continuar”, de Lluís Mesa.

El jurado de la XXV edición del Concurso de Cuentos de El Turista Fallero lo han formado Ampa Díaz, Amparo Moltó, Belén García Sesa, Inma Guerrero, Victoria Lorente, Carles-Andreu Fernández, Jesús Peris Llorca, Joan Castelló, Josep M. Izquierdo y Manuel Jorge. Sobre el texto ganador han opinado que tiene “un to líric i sensibilitat”, “un text costumbrista amb una atmòsfera nostàlgica que et torna a la síndrome de Stendhal”, “evocación de aquellos tiempos en que la gente de los pueblos acudía en el trenet a ver las fallas”, “evocador conte d’un passat gloriós de les falles”, “emocionante cuento sobre la València de los 70” y “describe perfectamente un momento, unos lugares y una falla icónica de nuestra historia”.