L’Antiga no suelta a Carsí y plantará una falla inclusiva


La Falla L’Antiga de Campanar y Carlos Carsí se han pegado con Loctite para no separarse otro año más, ya que el artista ha renovado con la comisión ya para hacer la falla grande de 2020. En cuanto a la de este año, se ha adaptado para que la puedan visitar mejor las personas con TEA, problemas de visión y en silla de ruedas.

Carlos Carsí renueva con l'Antiga de Campanar para 2020

Tanto parece que gusta la falla de este año en el taller, que L’Antiga de Campanar ha tenido claro que quiere contar otro año más con el artista Carlos Carsí. No obstante, el de la infantil, Mario Pérez, no está tan claro que continúe y de hecho es lo más probable. Es una de las noticias que dio anoche la comisión en la cena de medios de comunicación, en la cual también se dijo que este año la falla será inclusiva para personas con determinadas diversidades funcionales, y se recordó que en este ejercicio se cumplen 30 años en la sección especial.

Efectivamente, en este ejercicio 2018/2019 se cuentan 30 años desde que esta comisión del barrio de Campanar ascendió a la máxima categoría de las Fallas de Valencia. Y se empezó con buen pie en la sección especial, ya que en 1989 consiguieron el primer premio con una falla de Ramón Espinosa. Hasta ocho veces han conseguido estar en el pódium incluyendo esta, ya que en 1991 con el mismo artista y en 2017 con Julio Monterrubio lograron otros primeros puestos, en 2015 con Alejandro Santaeulalia un segundo, y en 1990 con Ramón Espinosa de nuevo, en 1994 con Alberto Rajadell, en 2016 con Alejadro Santaeulalia y en 2018 con Carlos Carsí, terceros premios. Pero aparte de estos artistas han plantado otros en estas tres décadas: Ángel Gómez, José Luis Pascual Nebot, Emilio Miralles, Francisco Vizcaíno, los hermanos García Ribas, Armengol y Cimas, Vicente Martínez y Mario Gual.

Anoche, tras la presentación a cargo de los tres copresidentes de la comisión (Xelo Salavert, Rafael Mengo y Enrique Soler) recordando la mencionada efeméride, intervino el artista infantil, Mario Pérez, quién explicó su quinta falla en la demarcación. Con diseño de Juan Ramón Vázquez, su lema es Per dins i per fora porque cuenta a los niños cómo es el cuerpo humano en su interior y en su exterior. Este año, el artista utiliza una técnica mixta para el acabado basada en la pintura, el pelo y la ropa. El proyecto cuenta con un presupuesto de 6.900 euros y participa en la sección 3ª.

Detalle de la falla grande de L’Antiga, publicado por el artista en las redes sociales.

Después comentó la falla grande su artista Carlos Carsí. Con diseño de Alejandro Santaeulalia y guión de Miguel Prim y Manuel Andrés Zarapico, su principal novedad es que no tendrá figura central. Se compondrá de una parte delantera representando un taller de juguetes, y otra trasera cuyo contenido no se ha revelado. Será esta parte de atrás la que sostenga el remate, tres hadas que intentarán dar vida a los juguetes. La plantà empezará el 12 de marzo.

Aprovechando que tenía la palabra, Carsí hizo un llamamiento a los políticos para que ayuden a la profesión de artista fallero, ya que su situación es grave, tanto que advirtió que en tres años podía desaparecer.

Y hablando de las fallas, este año se va a facilitar la visita a personas con diversidad funcional. Por un lado, no habrá ningún escalón para que se pueda recorrer bien con silla de ruedas tanto por dentro como por fuera. Por otro, se explicará la falla con pictogramas para facilitar su comprensión por personas con TEA (trastorno del espectro autista). Y por último, quién tenga problemas de visión tendrá a sus disposición una aplicación para móviles gratuita llamada L’Antiga Inclou que explicará con voz cada escena cuando de acerque el visitante, pudiendo elegir entre los idiomas castellano, valenciano e inglés. Este programa se basa en la tecnología de beacons (sensores con bluetooth) y lo ha desarrollado la empresa Quasar Dynamics. De momento sólo está disponible para Android, pero para la semana fallera ya estará también para iPhone.