Como 15 ‘mascletaes’ juntas y en vertical


La mascletà vertical de este sábado será un monstruo de 1.700 Kg de material pirotécnico, 15 veces más potente que una mascletà normal. Hasta las ventanas de Puigdemont van a temblar.

Esta mañana se han desvelado, en la presentación oficial de la mascletà vertical, los números de este espectáculo pirotécnico de grandes dimensiones que tendrá lugar el próximo sábado 23 de febrero a las 20 horas en la Marina Real de Valencia.

El pirotécnico Ricardo Caballer será el responsable del disparo, que utilizará 1.700 kilos de material pirotécnico que combinará mascletà con castillo de fuegos artificiales, en una zona de fuegos de 180º para que el público tenga mejor visibilidad.

El terremoto final será lo más destacado de esta mascletà. Tendrá 5.000 truenos que se colocarán en una plataforma de 100 metros de alto por 50 de ancho, suspendida por una grúa especial a 20 metros de altura.
Los 5.000 truenos que componen el terremoto aéreo estarán alojados en una plataforma con 100 metros de alto por 50 de ancho, suspendida por una grúa especial a 20 metros de altura. De dichos truenos, 382 los aportarán las comisiones falleras adscritas a Junta Central Fallera y tendrán un calibre que será un 50% más grande que los normales. Todo este material, que pesa sobre los 600 kilos, desaparecerá en 20 segundos. Además, según se dijo en la presentación, se probarán efectos no disparados hasta ahora.

Ese mismo día 23 habrá actividades complementarias a esta mascletà vertical. De 11.30 a 14.30 habrá conciertos en la pérgola de la Marina Real con Cloud Nothings y Mad Robot. A las 15.30 empieza el tardeo en Amstel Art con una sesión del DJ Carlos Olivares. A las 17 horas actuará la banda de rock valenciana Chesterton y a las 18.15 el grupo madrileño Yawners y su revisión del sonido pop de los 90.