Mamá, quiero ser artista fallera… aunque parezca raro

Pocas artistas falleras hay, y eso que ahora las mujeres no tienen tantos impedimentos como hace 20 años. Es una de las conclusiones de la primera charla incluida en las jornadas culturales de la Falla Joaquín Costa-Conde de Altea dedicadas a la mujer en las Fallas.

Tertulia de artistas falleras en la Falla Joaquín Costa-Burriana

La profesión de artista fallero cuenta con escasa presencia femenina actualmente, y eso que no es como antaño que este trabajo era prácticamente inaccesible para ellas. Esta una de las ideas que se desprendieron de la charla sobre este tema que tuvo lugar ayer en el casal del Joaquín Costa-Burriana, en la cual participaron Teresa Viguer y Marina Puche moderadas por el periodista y presidente de la comisión Julio Tormo.

Las invitadas a la mesa reconocieron haber llegado a donde querían a nivel profesional. Ambas han firmado fallas infantiles, aunque Teresa actualmente se dedica principalmente a pintar (pero hace un poco de todo en el taller) y Marina tiene otros proyectos artísticos paralelos al mundo fallero. En respuesta a una cuestión del público, reconocieron que venir de familias de artistas falleros (Teresa es hija, mujer y madre de artista; y Marina es hija y nieta de la saga Puche) les ha favorecido para introducirse en este mundo, pero de todas maneras han tenido que trabajarse el puesto en la profesión.

Por otro lado, se comentó que hay pocas mujeres, como son ellas el caso, pertenecientes al Gremio de Artistas Falleros de Valencia: tan sólo 22 frente a 180 hombres. Y además, no todas firman fallas: sólo 14. En este sentido, Teresa recordó que hace 20 años una mujer lo tenía difícil para trabajar en un taller porque se requería mucho esfuerzo físico, y por eso no las querían nada más que para tareas más sencillas como tirar de cartón o pintar. Ni siquiera podían ir a la cafetería del gremio a almorzar; sin embargo, las cosas han cambiado y ya se aceptan en igualdad a los hombres. No obstante, reconocen que siguen teniendo las cosas más difíciles que ellos, en concreto a la hora de vender su trabajo.

También se habló de otros temas relacionados con la profesión aunque no específicamente sobre la situación de la mujer en la misma. Los jurados de falla y la mala situación del sector dedicaron una buena parte de la charla.


No te importará que usemos cookies en esta web, ¿verdad? Si sigues navegando, entendemos que no. Más información

Las cookies son unos ficheritos que se almacenan en tu ordenador con información de tu navegación. Las usan prácticamente todas las webs, pero ahora los políticos nos obligan a informarte de que las utilizamos y, por tanto, a molestarte con un mensaje al entrar a esta. Distrito Fallas sólo utiliza cookies para reconocer a usuarios registrados, estadísticas y gestionar la posible publicidad, sin enviar ningún tipo de información personal. Si continuas navegando en la web sin cancelar su uso en tu navegador, entendemos que no te importa (y no debería importante, porque ni te vamos a espiar ni a vender nada).

Cerrar