Sirenas por la Alameda (pero de las que tienen cola)


La Alameda se va a llenar de agua cerca del colegio Ave María (“cuando seas mía” seguiría Bisbal) con la falla que plantará Paseo de la Alameda-Avenida de Francia. Menos mal que la infantil nos trasladará 50 años atrás y no nos mojaremos.

La celebración del Mig Any de la Falla Paseo de la Alameda-Avenida de Francia volvió a contener la presentación de los proyectos de las fallas que plantarán en marzo, precedida de nuevo por una cena de arròs amb fesols i naps. El primer boceto en descubrirse fue el de la infantil, del cual se encarga de nuevo el artista Grego Acebedo. En base al diseño de Paco Camallonga, esta vez el monumento nos trasladará a los años 50 y 60 del siglo XX, con su forma de vestir, un coche de la época y los bailes que se estilaban por aquel entonces, entre otros detalles que figurarán en las escenas. Su lema es Alameda vintage.

En cambio, este año la falla grande tendrá otro artista. Iván Martínez Velló toma el testigo planteando ¡¡¡Aaayyy Mareee… Nostrum!!!, un proyecto ambientado en el fondo marino en que, como es habitual en todos los que se plantan en esta demarcación, habrá crítica sin autocensura.

Tras la presentación de proyectos tuvo lugar el “bautizo” de los nuevos falleros por parte de los representantes de la comisión, y la rifa de diversos regalos donados por falleros y amigos de la misma.

 

Comenta algo, anda...