¿Has leído "La iluminación"?

Velsos japoneses anuncialán el llibret de El Mocadol

El haiku, que nada tiene que ver con el harakiri o el yatekomo, será la herramienta de la Falla El Mocador para promocionar su llibret por las redes sociales. ¿Y eso qué es?

Haiku

Pequeñas poesías japonesas (pero en valenciano) llamadas haiku avanzarán desde hoy en las redes sociales detalles del llibret de la Falla El Mocador, de Sagunt, con el objetivo de producir intriga y despertar el interés por lo anunciado. Estos mensajes podrán oirse, pues llevarán un código QR que enlazarán con la voz de un locutor (Toni Llorens) leyéndolos. Esta técnica de marketing, cuyo nombre es teaser y es muy usada en cine, será la que usarán para despertar interés por dicha publicación que esta vez se dedica a la poesía.

El haiku es un tipo de poesía tradicional japonesa en el que las estrofas son muy pequeñas (tres versos de cinco, siete y cinco moras o sílabas), y que se inspiran en la emoción y sorpresa que produce la naturaleza al autor.

En cuanto a la publicación, se titula #cercaversos y pretende ser una manera de acercar la poesía al mundo fallero. En él escriben autores de llibrets, poetas metidos a escritores de llibret y autores conocidos. Cuando se haya presentado el 2 de marzo, además de en papel se podrá consultar por Internet en Slideshare, Ebook e Issuu.

 

No te importará que usemos cookies, ¿verdad? Pues cierra este cuadro molesto y a disfrutar de la web. Más información

Nuestras cookies no se comen, son unos ficheritos que se almacenan en tu ordenador con información sobre tu navegación por Internet. Las usan prácticamente todas las webs, pero ahora los políticos nos obligan a informarte de que las utilizamos y, por tanto, a molestarte con un mensaje al entrar a esta. Distrito Fallas solo utiliza cookies para reconocer a usuarios registrados y realizar estadísticas de visitas. Esperamos que no te importe que las usemos y que navegues con tranquilidad (y no debería importante, porque ni te vamos a espiar ni a vender nada).

Cerrar