¡Adjudicado! 4000 euros para los niños de Velluters

En una subasta más larga que las memorias de la Duquesa de Alba, la iniciativa “Els drets dels xiquets, mai una quimera” de Marc Martell y la Falla Ripalda-Beneficència ha conseguido más de 4.000 euros para la ONG Amaltea.

Subasta solidaria "Els drets dels xiquets, mai una quimera"

Esta tarde, en el Palau de Pineda de Valencia, ha tenido lugar la tercera subasta solidaria del artista Marc Martell en colaboración con la Falla Ripalda-Beneficència-Sant Ramón. En ella se han subastado obras de arte (pinturas, fotografías y esculturas) de una treintena de artistas, algunos de ellos con experiencia en la realización de fallas, destinándose la recaudación a la asociación Amaltea, la cual ayuda a jóvenes y menores principalmente del barrio valenciano de Velluters.

Subasta solidaria "Els drets dels xiquets, mai una quimera"

En un acto presentado por la periodista Montse Català y el miembro de la Associació d’Estudis Fallers (ADEF) Alejandro Lagarda, con la ayuda del también miembro de la ADEF Iván Esbrí, se adjudicaron al mejor postor unas 40 piezas, razón por la cual la subasta duró unas tres horas y media. En general los precios que se consiguieron fueron medianamente altos, destacando casos como la pequeña escultura de Toni Ramos cuya subasta alcanzó los 350 euros. No obstante, también hubo obras que se colocaron al precio de salida, es decir, 10 euros, lo que no impidió que se alcanzara un total superior a los 4.000 euros.

No te importará que usemos cookies, ¿verdad? Pues cierra este cuadro molesto y a disfrutar de la web. Más información

Nuestras cookies no se comen, son unos ficheritos que se almacenan en tu ordenador con información sobre tu navegación por Internet. Las usan prácticamente todas las webs, pero ahora los políticos nos obligan a informarte de que las utilizamos y, por tanto, a molestarte con un mensaje al entrar a esta. Distrito Fallas solo utiliza cookies para reconocer a usuarios registrados y realizar estadísticas de visitas. Esperamos que no te importe que las usemos y que navegues con tranquilidad (y no debería importante, porque ni te vamos a espiar ni a vender nada).

Cerrar