‘Circulament faller’


'Circulament faller'Autor: Hernán Mir
Editor: Falla Avenida Burjassot-Padre Carbonell
Año: 2003

Idiomas: valenciano y castellano
Dimensiones: 15 x 24 cm
Páginas: 237

 

 

De todos es conocido que en la semana fallera, los problemas de tráfico en Valencia son enormes. Si no está la calle cortada por una falla, lo está por una carpa; y encima, los pasacalles ralentizan la circulación por las calles que estén abiertas. Para conciliar el tráfico y las Fallas había que redactar un código de circulación especial, y eso es lo que hizo Hernán Mir a instancias de la Falla Benicalap.

La palabra “circulament” proviene de la unión de las palabras en valenciano “circulació” y “reglament”, ya que eso es lo que pretende ser: un reglamento de circulación, especial para las Fallas, claro está. Sus páginas son una parodia del reglamento de tráfico español, siempre desde el punto de vista fallero. Después de un prólogo de Jorge Bellver, concejal de tráfico del Ayuntamiento de Valencia en el momento de la edición del libro y padrino del mismo, nos encontramos con una normativa con numerosos artículos que explican cómo deben circular los falleros, la manera de situar las carpas y fallas en la vía pública y el transporte de monumentos. En la siguiente sección se explica el significado de las señales de tráfico bajo la perspectiva humorístico-fallera, algunas reales como la informativa de gasolinera, rebautilizada como “presencia del bar de una falla”, y otras inventadas como las dedicadas con mucha gracia a cada medio de comunicación fallero (incluyendo Telepolis). Finaliza con unos tests similares a los de autoescuela, donde el lector puede comprobar si ha “estudiado” bien el libro.

Concluyendo, otra divertida obra salida del ingenio de Hernán Mir, que seguro que divierte hasta a las personas que odian las Fallas por los problemas que les dan para ir en coche.