La lotería de la falla


Prácticamente todas las comisiones falleras venden lotería con recargo para pagar sus gastos, principalmente el monumento, la pirotecnia y la banda de música. Los falleros tienen la obligación de vender una determinada cantidad de lotería al año, o en caso contrario, abonan directamente el recargo que recaudarían si la vendieran.

Las fallas venden la lotería en forma de participaciones que suelen valer entre 1,20 y 3 euros. Dentro de este importe se incluye el recargo, que suele rondar el 25% de lo que se juega en el número.

Los falleros, en general, suelen vender la lotería que les corresponde a amigos, compañeros de trabajo, familiares y otras personas cercanas. Sin embargo, algunas fallas de la sección especial (es decir, las que plantan los monumentos más caros de Valencia), no tienen bastante con esto para pagar su escultura, y desde hace muchos años venden lotería por reembolso a toda España e incluso al extranjero. Es una de sus fuentes de ingresos más importante, y aunque les da mucho trabajo, sin ella seguramente no podrían permitirse plantar esas fantásticas fallas.


¿No tienes lotería de Navidad de la falla?

Como pasa en toda España, la venta de lotería se dispara en la Comunidad Valenciana según se acerca la fecha del sorteo de Navidad. Este hecho beneficia enormemente a las comisiones falleras, que ven cómo pueden vender muchísima más lotería que en los sorteos normales, con lo que sus beneficios también crecen espectacularmente. Muchas fallas se guardan papeletas para sí mismas, de manera que si toca el premio, también le toca a la comisión en sí.

Si no tienes lotería de una falla, ¿a qué esperas? Tampoco hace falta que vivas en Valencia; puedes pedirla por correo.