Los ‘otros’ actos falleros


Todo el mundo (o al menos mucha gente) conoce actos de la semana fallera como la plantà, la Ofrenda de Flores, la mascletà y por supuesto la cremà, pero hay otros desconocidos para el público en general que existen aunque, en general, sólo despierten interés para las personas que participan en ellos y poco más.  Todos estos eventos suele ser puramente protocolarios y se incluyen en el programa de festejos oficial porque la mayoría son compromisos que debe cumplir la fallera mayor de Valencia con autoridades, patrocinadores o las comisiones falleras de la ciudad. Si tienes curiosidad en saber cuáles son, sigue leyendo; y si no, echa un vistazo al resto de artículos de la sección Las Fallas de esta web donde se explican otros actos más populares y, sobre todo, más divertidos.


El intercambio de fotografías

Este acto puramente protocolario se suele celebrar en febrero, y consiste en que las falleras mayores de Valencia entregan fotografías oficiales suyas a las falleras mayores de las comisiones de Valencia, y éstas a su vez entregan fotos suyas a las falleras mayores de Valencia. Dada la cantidad de comisiones falleras que hay inscritas en Junta Central Fallera (sobre 390), este toma y dame fotitos se tiene que celebrar en varios días. Así a primera vista no parece muy divertido, pero cuando se asiste tampoco lo es, por lo que el público suele ser la gente que espera su turno para el intercambio y poco más.


La Ofrenda a San José

El que se supone patrón de las Fallas de Valencia, San José, tiene una ofrenda de flores bastante discreta. Sus asistentes son relativamente escasos (básicamente las falleras mayores de Valencia, sus cortes de honor, representantes de Junta Central Fallera y de diversas agrupaciones falleras) y se celebra el día 19 de marzo, el de la festividad de San José. El acto comienza sobre las once de la mañana y consiste en una visita al monumento que tiene el santo en el puente que lleva su nombre, donde se depositan unas flores y se dispara una mascletà. Después, sobre la doce del mediodía, la comitiva acude a la catedral de Valencia, donde asisten a una misa oficiada por el arzobispo.


Presentación de telas y aderezos de las falleras mayores y sus cortes de honor

Las falleras mayores de Valencia, al igual que las de otras localidades, reciben del ayuntamiento los trajes de valenciana y aderezos que lucirán en su cargo. A cambio, tienen que visitar las empresas que los suministran para ver cómo serán, y de paso hacerse la foto que se publicará en numerosos medios de comunicación. Este acto es bastante sencillo: básicamente consiste en que la fallera mayor de Valencia o la infantil de Valencia y sus cortes de honor, según para quién sea la tela o el aderezo, visitan la fábrica o el comercio correspondiente, ven el producto, el responsable del mismo explica cómo es y se hacen una foto en el lugar. También participan en la visita el presidente y otros miembros de Junta Central Fallera. Como es de esperar, este acto sólo interesa a los más “peineteros” (o sea, a los fanáticos de las falleras mayores de Valencia) y a los aficionados a la indumentaria tradicional valenciana.


Visita de la fallera mayor a patrocinadores oficiales

Menos interés para el público en general tienen las visitas de las falleras mayores de Valencia y sus cortes de honor a las empresas patrocinadoras de las Fallas, pero claro, ya que ponen los euros para que los gaste Junta Central Fallera en fiesta, qué menos que hacerles un poco de publicidad con estos actos. Ahora bien, mucha diversión no tienen como puede suponerse, y de hecho pasan inadvertidos para la mayoría de los falleros y de los aficionados a las Fallas en general.