Religiones muy molestas con fallas


El carácter satírico de las fallas y el hecho de que se quemen han supuesto alguna vez que la persona o entidad reflejada en las mismas se molestara. En estos casos los falleros suelen aguantar el tirón y ni se plantean modificar el monumento por mucho que se queje el retratado, pero en unos pocos casos en que se ha tocado el tema religioso, las protestas han llegado a tal punto (incluso a nivel internacional en algunas) que algún ninot ha tenido que esconderse, transformarse o incluso retirarse.

Falla Ferroviaria 1980 (foto: página de Facebook de 'Pepet').

Falla Ferroviaria de 1980, con el allatolah Jomeini en el remate (foto: página de Facebook de ‘Pepet’).

 

Uno de los casos más sonados de la historia de las Fallas fue el de los ninots del allatolah Jomeini en 1980. Ese año se plantaron varias fallas con la efigie de este líder político y espiritual de Irán (apareciendo incluso en remates como el de la Falla Ferroviaria), quien estaba muy de actualidad en aquella época porque el año anterior había convertido en república islámica este país. Por este hecho, algunas comisiones falleras recibieron amenazas de grupos iranianos, y el secretario general de la comunidad musulmana en España llegó a afirmar que quemar las efigies de Jomeini tendría graves consecuencias para las relaciones entre Irán y España. Incluso se dijo que hubo protestas formales del país islámico al gobierno español. Ante tal revuelo, la Falla Na Jordana decidió tapar el suyo con una capucha con un interrogante y algunos fueron retirados del monumento por si acaso, aunque otros se quemaron sin producirse ningún incidente diplomático. Este es prácticamente el único conflicto destacable que se ha dado con la religión islámica, ya que numerosas veces se representan en fallas personas de esta creencia y no ha pasado nada; eso sí, no suelen ser nadie en concreto, y menos Mahoma.

En el siguiente vídeo de Cendra Digital se puede ver la Falla Na Jordana de 1980, que tenía movimiento, con el ninot de Jomeini tapado en el tiovivo:

 

La religión católica tampoco ha escatimado en protestas. Es el caso de la que tuvo lugar en 2004, cuando la Falla Reina-Vicente Guillot presentó a la Exposición del Ninot un confesionario con Jesucristo en su interior. La Semana Santa Marinera de Valencia, que desarrolla su actividad precisamente en el barrio donde está dicha comisión fallera, exigió que se retirara porque lo consideraba una falta de sensibilidad hacia los creyentes católicos. Como respuesta, el artista fallero (que era Ernesto Mira) y la comisión aseguraron que no había ninguna intención de burla hacia la religión, pero finalmente los falleros decidieron quitar la figura de la Exposición del Ninot y no la llegaron a instalar en la falla. No obstante, una representación de Jesucristo sosteniendo al Papa Juan Pablo II que hubo ese mismo año en la Falla García Morato-Yecla, sí que se quemó y no produjo ninguna polémica.

Jesucristo de la Falla Reina-Vicente Guillot y el de la Falla García Morato-Yecla, en 2004 (foto del segundo, de José Manuel Cort).

Jesucristo de la Falla Reina-Vicente Guillot y el de la Falla García Morato-Yecla, en 2004 (foto del segundo, de José Manuel Cort).

 

En otra Exposición del Ninot, la de 2006, se produjo también polémica con la Iglesia. El grupo que presentó la Falla San Isidro representaba a tres monjas sorprendidas por un consolador, algo que Junta Central Fallera consideró indecoroso. Por este motivo, poco antes de inaugurar la exposición se le pidió al artista, Toni Fornes, que cambiara el juguete erótico por otro objeto que fue un cirio. Sin embargo, cuando las monjas se colocaron en su falla, volvieron a poner el consolador en su sitio.

Monjas de la Falla San Isidro de 2006

Las monjas de la Falla San Isidro de 2006 en la falla (primera foto) y en la Exposición del Ninot (segunda foto).

 

Incluso el hinduismo tuvo sus más y sus menos con una falla. Fue en 2013 cuando la Falla Ceramista Ros-José María Mortes Lerma plantó su monumento Vells contes de la Índia, del artista Sergio Fandos, y las comunidades hindúes montaron en cólera porque en él aparecían algunos de sus dioses incluyendo a Shiva, el supremo, que estaba en el remate. La tensión fue tal que la polícia tuvo que custodiar la falla, a la cual se acercaban de vez en cuando personas de religión hindú para verla e incluso rezar ante ella. En efecto, el Templo Hindú-Sivananda Mandir y el Centro Cultural de la India no querían que se quemara la falla, posibilidad que se plantearon los falleros seriamente ante una inesperada y desagradable situación porque su objetivo no era ofender a nadie. Finalmente se llegó al acuerdo de eliminar cualquier referencia a la religión y donar la figura de Shiva al Templo Hindú de Valencia, a cambio de permitir la cremà. No obstante, el susto llegó hasta el último día porque a las 20.30 del 19 de marzo, un paquistaní intentó quemarse a lo bonzo delante de la falla tras haber rezado ante ella, cosa que evitó un fallero arrebatándole el bidón de gasolina.

Falla Ceramista Ros-José María Mortes Lerma 2013 (foto de PlanetFallas.com).

Falla Ceramista Ros-José María Mortes Lerma 2013 (foto de PlanetFallas.com).

 

En cualquier caso, la religión se sigue tratando año tras año en las Fallas y, aunque muchas veces aparece para ser criticada por algún asunto en concreto (en otros para ser exaltada), siempre se actúa sin malas intenciones y se intenta no ofender a ningún colectivo.