Mestre Serrano-Alacant se lleva el premio Socarrat


¿Será por premios? La Falla Mestre Serrano-Alacant, de Xirivella, se llevó el premio Socarrat que otorga la formación Compromís de esta localidad, y la Falla Reis Catòlics el premio Pep de l’Horta que da el Casal Bernat i Baldoví.

Falla Mestre Serrano-Alacant (Xirivella). Foto: Compromís per Xirivella.

El premio Socarrat de este año ha ido a parar a la comisión de Mestre Serrano-Alacant. El galardón, que entrega por quinto año consecutivo la formación política Compromís per Xirivella, ha valorado la destacada crítica política (entre la que está el concejal de Valencia Giuseppe Grezzi, del mencionado partido político) y la estética sencilla que ha aportado el artista de la falla grande, Toni Fornes.

Según el alcalde de Xirivella y portavoz de Compromís per Xirivella, Ricard Barberá, este año ha sido complicado determinar qué comisión se debería llevar el premio Socarrat, finalmente ha ido a parar a una que todavía no se lo había llevado. Como ya es habitual, el premio se concedió tras un pasacalle fallero en el cual miembros y simpatizantes de dicha formación política recorrieron las seis fallas que se plantan en dicha ciudad, acompañados por los Xirimeters de Xirivella.

Escena de la falla Reis Catòlics (Silla) de 2018. Foto: Casal Bernat i Baldoví.

Mientras, en Silla, una escena de la falla plantada por la comisión de Reis Catòlics ha conseguido el premio Pep de l’Horta en su primera edición. Esta nueva distinción la ha creado el Casal Bernat i Baldoví para premiar a la figura o escena de las exposiciones del ninot pertenecientes a la Junta Comarcal de Falles de l’Horta Sud, en la cual se reivindique o ponga en valor de mejor manera el patrimonio valenciano (ya sea desde el punto de vista cultural, económico, histórico u otro). Esta Junta Comarcal la forman las poblaciones de Alaquàs, Albal, Aldaia, Alfafar, Benetússer, Catarroja, Manises, Massanassa, Paiporta, Picanya, Sedaví y Silla.

La escena ganadora de la Falla Reis Catòlics representa a una pareja de valencianos sobre una barca, reivindicando la lucha por el puerto de Silla, la Albufera y el arroz valenciano. En segundo puesto quedó el ninot de la Falla Corts Valencianes de Aldaia (el descubrimiento de la estatua fragmentada del Baco de Aldaia) y en tercero el de Barri Sant Francesc de Manises (una fallera vestida con seda china, una taza de té y unas tracas, haciendo mención al patrimonio de Manises y de China).