‘El Turista Fallero’ se ha lavado la cara para salir a la calle


El Turista Fallero sale de nuevo a la venta como desde hace 77 años, pero este año con una nueva imagen más moderna y sencilla y con un nuevo editor, José Manuel Acosta. Ayer se presentó la revista en el casal de la Falla Convento Jerusalén en el que, por cierto, no cabía ni una revista de canto de la gente que había.

Las falleras mayores de Valencia con el director de “El Turista Fallero”, Javi Tejero.

El casal de Convento Jerusalén-Matemático Marzal abarrotado (la organización calcula unas 300 personas) recibió el número correspondiente a este año de la publicación El Turista Fallero, el cual trae novedades en la gerencia y en el diseño. No obstante, el contenido es prácticamente el mismo y realizado con la mayoría de los colaboradores habituales, aunque mejorando las fichas de las fallas de la sección especial infantil y aportando estadísticas históricas de cada sección, entre otros cambios.

Marcos Soriano fue otro año más el conductor de la presentación de la revista, quien recordó la longevidad de la misma (77 años) y dio paso al encargado del pregón de este año, Josep Lluís Marín, para que lo leyera ante el público. Posteriormente fue José Antonio Martínez Giner (también conocido como José Colero) quien subió al escenario para leer su cuento “Culpable”, texto ganador del XX Premio de Cuentos Falleros de El Turista Fallero. A continuación fue el turno del director de la publicación, Javier Tejero, quien recibió a las falleras mayores de Valencia, Rocío Gil y Daniela Gómez, para entregarles un ejemplar a cada una. Ya en el escenario, los tres llamaron al “alma” de El Turista Fallero, Sento Bayarri, y al artista al cual entrevista Tejero en las páginas interiores, José Martínez Mollá.

Durante el acto se destacó que la revista apenas ha modificado contenidos, los cuales los han proporcionado los colaboradores habituales de los últimos años con excepción de algunos a los que se les dice “hasta pronto”. La portada, como ya se anunció, es de Miguel Santaeulalia Núñez; una reflexión sobre las fallas y el feminismo, de Daniel Borrás; la entrevista a la fallera mayor de Valencia y a la fallera mayor infantil, de Kepa Llona; el avance pirotécnico, de Mikel Pagoda; la crónica, de Moisés Domínguez; l’auca chirigotera, de Sito Sanchís y José Luis Aguilar; la mesa de debate sobre la Ciudad del Artista Fallero, moderada por Joan Castelló; la falla mítica grande (Plaza de San Jaime, 1943) y la infantil (Almirante Cadarso, 1988), de Javier Mozas; la biografía de Salvador Debón, a cargo de Alejandro Lagarda e Iván Esbrí; los locos por las Fallas, de Marcos Soriano; un artículo serio de Carlos Galiana y otro menos serio de Carles-Andreu Fernández; las fallas innovadoras, de Adrián Gómez; la sección “Jo també sóc admirador de… Miguel Santaeulalia”, de Xavier Serra; cuatro rutas para ver fallas según gustos artísticos, de Ángel Romero José Vicente Marco, Miguel Ángel Pérez y Miguel Prim; y en los artículos sobre los monumentos de este año, bajo la coordinación de Javier Gisbert, escriben Jaume Bronchud, Nico Garcés, Fernando Verdú y Miguel Àngel Gascón. No falta el cómic de Vicente Almela, los bocetos de las fallas grandes de Valencia y localidades de l’Horta, así como los de las fallas infantiles de sección especial, y los planos de localización de fallas.

En el acto se aprovechó para dar el premio del concurso “La primera en la frente” a aquellos que acertaron todas las preguntas sobre El Turista Fallero. Unas palabras del nuevo editor de la revista, José Manuel Acosta, y unas fotos en grupo por un lado de colaboradores y por otro de las cortes de honor, pusieron punto y final al acto.