Cocinero, cocinero… una falla para Duque de Gaeta


Vicente Llácer está cocinando algo en su taller, pero mejor no comérselo porque se nos llenará la boca de bolas de corcho: ya lo veremos en Duque de Gaeta-Puebla de Farnals. Y Julio Monterrubio, mientras, en la Luna.

Algo se cuece en Duque de Gaeta. Marcos Soriano vuelve a apostar por los artistas Julio Monterrubio y Vicente Llácer para sus próximas fallas, quienes presentaron sus respectivos proyectos anoche en el casal de la comisión. El infantil, que de nuevo vuelve a ser de Monterrubio, tendrá como lema Fills de la Lluna y luchará por el primer premio de la sección especial. Según explicó el propio artista (e introdujo el playback de una niña), estará llena de estrellas y en ella se tratarán temas relacionados con la astronomía. Será la única falla que realice este ejercicio, según confesó Monterrubio.

En cuanto al proyecto de falla grande, un número musical realizado por niños precedió la presentación del mismo, del cual rápidamente se supo que tenía que ver con la cocina. Otro playback para colocarle un gorro de cocinero a Vicente Llácer puso aún más en ambiente la temática de la falla, cuyo lema es Revuelta en las cocinas. En ella se hablará de revueltas de todo tipo, siempre bajo un lenguaje gastronómico. Según el boceto y la maqueta que se pudieron ver en el acto, la forma de la parte central tendrá su riesgo al estar sujeta sólo por una base formada por un pulpo y una columna que tiene debajo. Para completar la ambientación, tanto el presidente como la fallera mayor de la comisión lucieron un delantal durante la presentación del proyecto, y la maqueta se situó encima de una cocina. La sección donde participará la falla será la 1ª B.