¡Sorpresa! Homenaje al canto para Gloria Martínez Amigó


Gloria Martínez Amigó aún está con la boca abierta de la sorpresa que se llevó el sábado pasado, cuando su comisión de Blanquerías (que preside ella, por cierto) le ofreció por sorpresa y con nocturnidad un homenaje por cumplirse diez años desde que fue fallera mayor de Valencia.

Sorpresa, emoción, alegría, nostalgia y alguna que otra emoción más sintió Gloria Martínez Amigó el sábado pasado por la noche, cuando descubrió que la falla que ahora preside, Blanquerías, le había preparado un homenaje sorpresa por cumplirse diez años de su nombramiento como fallera mayor de Valencia. Se saldaba así la deuda que tenía con ella la comisión al no haberle homenajeado al finalizar su reinado.

La intriga para ella empezó en su trabajo, donde su chófer oficial de hace una década, Antonio Ramón, la esperaba para llevarla al casal. Allí, un grupo de amigos, falleros, algunas componentes de su corte de honor (incluso alguna infantil), jurados de corte y fallera mayor de 2008 y medios de comunicación la esperaban, recibiéndola haciendo un pasillo, a la vez que se disparaban tracas y fuegos artificiales.

Y dentro del local social le esperaba una alfombra rosa (su color favorito) que le llevó hasta un escenario también rosa, letras del mismo color que decían “GLORIA FMV 08”, y muchos recuerdos en forma de maqueta de su falla municipal, el vídeo de la llamada de la alcaldesa para comunicarle el nombramiento y otros momentos de su reinado, y los discursos de personas clave de su época como fallera mayor de Valencia.

La primera en hablar fue Isabel Conejero, que perteneció a la corte de honor de Gloria, quien recordó en nombre de sus compañeras lo bien que lo pasaban juntas y la inseparable cámara rosa que guardaba la fallera mayor de Valencia en las enaguas, con la que hacía multitud de fotografías en todas partes que iban y por la que le han dado el título de inventora de los selfies). Posteriormente intervino José Luis Vaello, en representación de Junta Central Fallera, quien no quiso revelar el secreto de lo que ocurría en los coches oficiales pero sí afirmó que lo pasaban muy bien allí, así como anécdotas de Gloria y su corte de honor. Por último, Bernabé Navarro habló desde el punto de vista de la Falla Blanquerías y recordó la ilusión que tenía la homenajeada por llegar a ser fallera mayor de Valencia, así como pinceladas de su historia desde que era pequeña. No faltaron los regalos y la presencia en el escenario de personas tan importantes para la protagonista de la noche como son sus tíos.

Tras todo ello, Gloria tomó la palabra emocionada, comentando lo sorprendida que estaba de este homenaje y destacando que si el homenaje hubiera sido hace diez años, mucha gente hubiera asistido por compromiso, mientras que haciéndolo el sábado pasado estuvieron los que la quieren de verdad. El homenaje terminó con un particular “himno” para la fallera mayor de Valencia y su corte de honor: el tema Gloria de Umberto Tozzi. Una foto de familia y una cena pusieron punto y final a la sorpresa.