El lunes queman (¡por fin!) la falla del Burning Man


Al final todo llega, y después de ir de aquí para allá com Willy Fogg, la falla que se plantó en el Burning Man el año pasado por fin acabará chamuscada, como debe ser. El 9 de octubre se quemará en Torrent.

La falla de David Moreno y Miguel Arraiz que participó en el festival de Burning Man en 2016 ya tiene los días contados, concretamente dos desde hoy, porque se quemará a las nueve la noche del 9 de octubre, Día de la Comunitat Valenciana. Este monumento no pudo quemarse en el mencionado festival, que se desarrolla en el desierto de Nevada (Estados Unidos), por normas medioambientales del mismo que no permitían la incineración de algunos materiales de la falla en dicho lugar.

La falla está plantada junto a la torre de Torrent, muy cerca de la estación de Metrovalencia, y en el antiguo mercado cerca de ella se pueden ver fotografías de cuando estuvo en el Burning Man y algunos objetos como una bicicleta decorada al estilo del festival, y las cabezas que se ponía el público y que forman parte en cierta manera de la escultura. Cada tarde a las 20.30 horas se encienden al ritmo de la música las luces de dentro el enorme cubo, siendo el último espectáculo del mismo en modalidad pirotécnica cuando se queme, ya que para esta ocasión hay previstos unos efectos de los Hermanos Caballer.

Curiosamente, la obra de Moreno y Arraiz ha vuelto a uno de los lugares que le vio nacer, ya que las comisiones falleras de Torrent se encargaron de realizar el mosaico de colores que forma su suelo. Ahora, y gracias a la ayuda del ayuntamiento de la ciudad, terminará sus días en ella y coincidiendo con el cincuentenario de varias comisiones falleras del lugar. Se barajó que la cremà fuera en Valencia, pero en la ciudad sólo estuvo expuesta en el Centre del Carme.