Colombians, ja estem en Falles!


Dentro de dos días, el artista Toni Fornes plantará una falla en Bucaramanga (Colombia), pero además las carrozas de las fiestas de esta ciudad estarán realizadas con técnicas falleras que aquél ha enseñado a artistas locales.

Falla de Bucaramanga (Colombia) en el taller (foto del Facebook de Toni Fornes).

De aquí a dos días, el 1 de septiembre, el artista Toni Fornes plantará una falla en la ciudad colombiana de Bucaramanga. ¿Y por qué se ha ido tan lejos? Porque en esta ciudad ha enseñano a artistas locales las técnicas para realizar monumentos falleros, las cuales se han utilizado para construir las carrozas que desfilarán en las fiestas de dicha localidad (la Feria Bonita).

En efecto, Toni Fornes, artista de volúmenes y también de ilustraciones (colabora en el El Turista Fallero con sus dibujos), fue a finales de junio y principios de julio el profesor de un curso de capacitación para 24 artistas colombianos, a quienes enseñó la manera en que se construyen las fallas. Fornes ya ha aclarado que su objetivo no es implantar la fiesta valenciana en esta ciudad al otro lado del Atlántico, sino simplemente que aprendan las técnicas que, aparte de para realizar catafalcos falleros, sirven para mucho más como la construcción de carrozas. Tras el curso, ha vuelto a Colombia para la construcción de la falla y de las seis carrozas que desfilarán en la Feria Bonita de Bucaramanga, una fiesta de la cultura que tendrá lugar del 1 a 17 de septiembre.

Quien ha tenido mucho que ver en la experiencia colombiana de este artista es el director del Instituto Municipal de Cultura y Turismo de Bucaramanga, Néstor José Rueda Gómez, quien estuvo viviendo en Valencia realizando el doctorado y conoció las Fallas de primera mano. Él fue quien contactó con Toni Fornes para que llevara su saber hacer a su ciudad y de esta manera se construyeran mejores carrozas en las fiestas de la misma. En este proyecto también ha tenido mucho que ver la artista plástica y profesora Nohra Regina Soto Bermeo.

Lo que no está claro es si la falla se quemará (como debería ser si es una verdadera falla, ya que se construyen para acabar pasto de las llamas), pero no se descarta que así sea.