Moros y cristianos bien estrenados en Visitación-Orihuela


La primera parada Mora y Cristiana de la Falla Visitación-Orihuela, venida directamente desde Caudete, ha sido un éxito de público. Los sudores de la comisión para organizarla han valido la pena.

La primera experiencia en parada Mora y Cristiana de la Falla Visitación-Orihuela ha funcionado muy bien. El 18 de marzo, las escuadras venidas desde la localidad albaceteña de Caudete atrajeron a numeroso público a las calles Visitación y Ruaya, unas 6.000 personas según la Policía Local, lo que superó las previsiones de la organización. Por ello el presidente de la comisión fallera, Pep Martínez Cano, está dispuesto a que haya otra vez moros y cristianos el año que viene.

No obstante, Emilio José Catalán, presidente de la Asociación Valencianista de Caudete, la otra de las entidades organizadoras, aún no se atrevía a anunciar una próxima edición del evento. Eso sí, agradeció la colaboración de todo el mundo para que todo soliera bien.

Unos 300 festeros y músicos participaron en el desfile, que se precedió con una comida de confraternidad en el casal y finalizaba con una cena multitudinaria y el intercambio de detalles entre la Asociación de Comparsas de Caudete, la Asociación Cultural Valencianista de Caudete y la Falla Visitación-Orihuela.