No hay más tiempo para la plantà


Aunque el temporal de ayer dañó varias fallas, en una reunión de urgencia celebrada anoche se decidió no dar más tiempo a la plantà. Eso sí, se pidió a los jurados de monumento que sean buenos y se hagan cargo de la situación, y que los falleros ayuden un poquito a los artistas.

Daños en la falla de Molinell-Alboraya.

Los inconvenientes provocados por el repentino temporal no serán excusa para dar más tiempo a plantar las fallas. Así se decidió en una reunión urgente que tuvo lugar anoche a propuesta del concejal de Cultura Festiva, Pere Fuset, y en la que estuvieron presentes el maestro mayor del Gremio de Artistas Falleros de Valencia, José Ramón Espuig; su directivo Ximo Esteve; el presidente de la Interagrupació de Falles de València, Jesús Motes y el directivo Pedro Pons; los vicepresidentes de Junta Central Fallera José Acosta y Javier Tejero; y los delegados de sector José Garcia Bosch y Ximo Esteve.

Más concretamente, se acordó por unanimidad agradecer a Fuset que ofreciera retrasar unas horas la salida de los jurados de falla, pero las comisiones y los artistas prefierieron no hacerlo porque supondría una presión adicional a la cremà. Eso sí, se pidió a los jurados que tuvieran sensibilidad a la hora de valorar y tuvieran en cuenta que no es lo mismo un defecto del trabajo del artista que uno provocado por la lluvia o el viento, así como a los falleros que tuvieran comprensión y colaboración con los profesionales que realizan las fallas.

Y es que en efecto, la persistente lluvia caída recientemente ha provocado roturas y desprendimientos de pintura en numerosos monumentos que ya estaban en la calle. Dos de los casos más graves han sido los de las fallas La Font de Quart (Quart de Poblet) y Verge de Sales (Sueca), de las que cayó el remate, pero también ha habido incidencias destacables en Molinell-Alboraya (València), en la que se rompieron las manos de un niño de la parte más alta y éstas dañaron una figura inferior, y en monumentos de especial como Mistral-Murta, Almirante Cadarso-Conde de Altea y Sueca-Literato Azorín. Afortunadamente, ha habido casos en que sólo será necesario un retoque de la pintura. Mientras duró la lluvia se detuvieron los trabajo de plantà, pero según fue remitiendo los artistas quisieron aprovechar el tiempo y la retomaron, empezando por solucionar estos problemas.