La falla más patrimonio inmaterial ya está de plantà 1


Tanto son patrimonio inmaterial las fallas, que al final una se ha hecho intocable, y no por su precio, sino porque la construye la inteligencia artificial y es virtual. La falla inmaterial ya está de plantà y tú puedes echar una mano, y sin sudar. ¿Que cómo?

Los ordenadores están construyendo una falla inmaterial, pero en su trabajo necesitan la ayuda humana. Así pues esta falla es un experimento de “ciencia ciudadana”, ideado a partir de la declaración de la fiesta como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, en el cual la inteligencia artificial construye monumentos falleros gracias a las aportaciones que realicen los internautas hasta el 19 de marzo. El proyecto lo han presentado en la mañana de ayer lunes Isabel Vázquez, vicerrectora de Estudios de Grado y Política Lingüística de la Universitat de València; Pere Fuset, concejal de Cultura Festiva del Ayuntamiento de Valencia; Raquel Alario, fallera mayor de Valencia; Francisco Grimaldo, subdirector de la Escuela Tecnica Superior de Ingeniería de la Universitat de València; y Emilio Soria, director del master en Ciencia de Datos de la Universitat de València.

Con este proyecto se quiere concienciar del papel que juegan las nuevas tecnologías y el análisis de datos en acontecimientos de público masivo, así como la imagen que damos en la redes sociales. Para ello se pide que los internautas utilicen la etiqueta #fallaimmaterial en sus mensajes en las redes sociales Facebook o Twitter, o en caso de no tener perfil en ninguna, que introduzcan un mensaje a través del formulario que hay en fallaimmaterial.com. No importa lo que se diga; puede ser lo que uno piense en ese momento: qué le gusta, qué no le gusta, qué le preocupa, etc. Con toda la información introducida, un programa informático elabora cuatro fallas: la grande, la infantil, la efímera y la falla en valencià. Todas ellas cambiarán a lo largo del día para reflejar las nuevas aportaciones que realice la gente, estabilizándose al alba del 19 de marzo con un diseño que se podrá descargar de Internet e imprimir en casa, de manera que se pueda quemar en el mundo real (aunque también lo hará en el virtual).

Estas particulares fallas se pueden ver en dispositivos móviles y ordenadores entrando a la página fallaimmaterial.com, así como en los perfiles sociales en Facebook y Twitter @fallaimmaterial. La “falla grande” muestra las palabras y etiquetas más utilizadas desde el primer día del proyecto (este lunes 6 de febrero); la “falla infantil” contiene los emoticonos más usados; la “falla efímera” las palabras más comunes en los últimos minutos; y por último, la “falla en valencià” las palabras en valenciano más utilizadas por los participantes.

Pero la falla inmaterial también tendrá presencia en el mundo real. El Centro Cultural La Nau y el Museo Fallero de Valencia proyectarán los monumentos en gran tamaño e invitará a interactuar con ellos al público. También habrá animadores en las mascletaes y otras localizaciones, ofreciéndose un concurso que permitirá subir a dos personas a ver la mascletà desde el balcón del Ayuntamiento. Además, algunas comisiones falleras ofrecerán actividades relacionadas con el proyecto, y los autobuses de la EMT le harán publicidad.

“La Falla Inmaterial” se impulsa desde la Escuela Técnica Superior de Ingeniería de la Universitat de València (ETSE-UV), siendo su equipo de desarrollo Francisco Grimaldo y Emilio Soria (direccinó); Eusebio Marqués, Juanjo Garcés y Emilia López (análisis de datos); Daniel García (programación); y Alejandro Casasús (diseño). Tiene el soporte de la Universitat de València (el Centro Cultural La Nau, el Servei de Política Lingüística y la Cátedra de Divulgación de la Ciencia), Junta Central Fallera, el Ayuntamiento de Valencia (concejalías de Juventud y de Cultura Festiva), el Instituto Valenciano de Tecnologías Turísticas, la EMT de Valencia y el Gremio Artesano de Artistas Falleros de Valencia, así como el patrocinio de varias empresas.

 


Una idea sobre “La falla más patrimonio inmaterial ya está de plantà

Los comentarios están cerrados.