Crida plurilingüe con plus de cremà para el mundo


La fallera mayor de Valencia, Raquel Alario, demostró sus dotes de lenguas en la Crida a la Humanitat que tuvo lugar ayer en las Torres de Serranos, donde además hubo un espectáculo piromusical y la cremà de la falla del Patrimoni, una de las que más ha aguantado en pie en la historia.

Como si de la Crida normal se tratara, multitud de comisiones falleras de Valencia acudían ya desde primeras horas de la tarde para contemplar en primera persona el acto que, con motivo de la declaración de las Fallas como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, se celebró en las Torres de Serranos ayer a las ocho de la tarde. Y a pesar de que el público fue menor que en la Crida a la que estamos acostumbrados, no faltó el ambiente de miles de personas que quisieron disfrutar del espectáculo de luces, pirotecnia y de la cremà de la falla plantada para la ocasión.

Lo primero que se pudo ver fue un espectáculo de luces titulado “La llum obrimt les portes al món”, que gracias a más de 85 proyectores transformó las Torres de Serranos, dándoles nuevos diseños y mostrando en algunos momentos los nombres de todas las localidades que celebran las Fallas. Posteriormente intervino la fallera mayor de Valencia, quien en su discurso dijo que se había “hecho historia” y que los verdaderos protagonistas eran los falleros de todos los puntos de la Comunitat Valenciana e incluso de fuera de ella. También destacó que este colectivo debe tomar conciencia de su fuerza, y que tiene la responsabilidad de “cuidar, respectar, promover y defender nuestra tradiciones”. Posteriormente animó a visitar las Fallas a todo el mundo en diez idiomas: valenciano, castellano, inglés, italiano, francés, ruso, chino, euskera, gallego, inglés, y hasta en lenguaje de signos,

El discurso dio paso a un videomapping donde el artista Chema Siscar proyectó diversos efectos a las Torres de Serranos, como hacer que se desplomen para que aparezcan una serie de elementos que forman la fiesta. Después tuvo lugar el castillo piromusical de Ricardo Caballer, en el cual las carcasas y las luces formaron en algunos momentos la bandera de Valencia, utilizando los temas València en Falles de Bajoqueta Rock y El Fallero de José Serrano, finalizando con el Himno Regional y una apoteosis de colores en el cielo. Casi simultáneamente empezó a arder la falla realizada por el artista Juanjo García para la ocasión, la cual ha estado 12 días expuesta en la calle al haberse aplazado este acto una semana por culpa del mal tiempo del domingo pasado. Al estar compuesta mayoritariamente de madera, la combustión fue rápida y sin problemas.