Para no perderse, la falla infantil de Maestro Gozalbo


Ni GPS, ni Google Maps ni leches: para no perderte, te llevas la falla infantil de Maestro Gozalbo-Conde de Altea de 2017 y ya está. Lo malo es que no cabe en el bolsillo… y que la quemarán.

Boceto de la falla infantil de Maestro Gozalbo-Conde de Altea 2017

El artista Iván Tortajada ha planteado para la falla infantil de Maestro Gozalbo-Conde de Altea las maneras de orientarse. Con el lema Fent camí, su proyecto enseñará a orientarnos de diversas maneras, como a través de los restos de nieve o por las marcas en piedras o árboles en la montaña. También enseñará cómo los marineros utilizan la luna y las estrellas para dirigirse, igual que en su día hizo Cristóbal Colón. En el bosque nos puede servir el musgo de los árboles, y a los Reyes Magos, naturalmente la estrella fugaz. Ya en la ciudad nos puede ir bien un mapa, los edificios importantes, los carteles y las señales. También van estupendamente para conocer lugares las rutas para conocer la historia y las costumbres de las ciudades, recorridos cinematográficos, frikis, literarios, y de muchos otros tipos.

Esta falla acompañará la adulta, trabajo de Manuel Algarra que este año girará alrededor de los “padrinos” que ayudan a algunas personas a encontrar trabajo.