Carteles falleros en cuidados intensivos


Algunos carteles oficiales del Museo Fallero de Valencia estaban hechos polvo de viejecitos, los pobres, y por eso han empezado a arreglarlos.

Restauración de carteles del Museo Fallero de Valencia

La colección de carteles oficiales de las Fallas y finalistas del Museo Fallero ha comenzado a restaurarse, según ha anunciado el concejal de Cultura Festiva, Pere Fuset. Se pondrá a punto de esta manera uno de los principales atractivos de dicho museo, quizás no tan conocido como los ninots indultats pero con una gran importancia artística e histórica.

En concreto, la restauración y conservación preventiva irá dirigida a los carteles más antiguos, que son también los más estropeados. En esta primera fase pasarán por el laboratorio los de 1931 (obra de Josep Amérigo, uno, y otro de Josep Bellver y Manuel Diago), 1933 (también de Josep Amérigo) y 1951 (Enric Yelo). El tiempo ha hecho que estos carteles necesitenprincipalmente trabajos de reposición, limpieza y desinsectación. Posteriormente se arreglarán los desperfectos del cartel ganador de 1932 (de Rafael Raga) y el de 1952 (de Enric Yelo). Según ha declarado el director del Museo, Gil-Manuel Hernández, los encargados de devolverles su viejo esplendor son profesionales especializados en la restauración de papel.

La fiesta de las Fallas tiene cartel anunciador oficial desde 1929, estando desde aquella fecha todos en la colección del Museo Fallero. No obstante, ls obras de restauración pueden hacer que alguno no esté en su sitio porque se encuentra en el laboratorio.