El cuento de Paola Dominguín, en 3D


El pájaro caracol escrito por Paola Dominguín se saldrá de las páginas y se convertirá en falla infantil, gracias a las manos y el arte de los artistas de Fet d’Encàrrec, para que la comisión de J.J. Dómine-Port la plante (y la queme luego, claro).

Presentación del proyecto infantil de J.J. Dómine-Port 2017

Mucho glamour se respiró ayer en la presentación del proyecto de falla infantil de la Falla Juan José Dómine-Port, que a la vez lo fue también del cuento El pájaro caracol, escrito por la actriz y diseñadora Paola Dominguín. La que fue ministra de cultura Carmen Alborch, el diseñador Francis Montesinos y el presidente de la Agrupación de Fallas del Distrito Marítimo Pepe Pastor fueron invitados de lujo en este acto que tuvo lugar en el Edificio del Reloj del puerto de Valencia. Y por supuesto no faltaron los niños, que desde las primeras filas no quisieron perderse lo que se iba a contar.

Presentación del proyecto infantil de J.J. Dómine-Port 2017

Primeramente tuvo lugar la lectura del cuento de boca de su propia autora, la cual ilustró con unas láminas con dibujos que apoyaban cada pasaje. Una historia de animales y amor que los representantes infantiles de la comisión, Paula Arlandis y Eric Resina, le agradecieron a Paola Dominguín con unas palabras y un detalle. Después fue el turno de los artistas de la falla infantil, Marisa Falcó y Paco Pellicer (el equipo Fet d’Encàrrec), quienes a través de una maqueta de trabajo y del boceto explicaron que la adaptación del relato incluía una gran espiral que servía como eje central del monumento, teniendo un pájaro en la parte superior que hará que alcance la altura máxima de una falla infantil, tres metros. Su lema será De la mar… un pardal.

Presentación del proyecto infantil de J.J. Dómine-Port 2017

Posteriormente fue el turno del presidente, José Luis Ortiz, quien comentó que cuando se plantearon este proyecto el cuento aún no se había editado, por lo que la propia comisión se ha encargado de hacerlo con una edición limitada de 200 ejemplares firmados por la autora que se repartirán entre los niños de la falla, falleros de honor y otros colaboradores de ésta. También confiaba en que cuando los que son hoy en día pequeños se independicen en un futuro, como recuerdo de su niñez se lleven el cuento.

Cerró el acto una foto de familia de Paola Dominguín con los representantes adultos e infantiles de la comisión (para lo cual entró en escena la fallera mayor, Macarena Ortiz) y una degustación de agua de Valencia.