Premios, 150 comisiones, Bernat i Baldoví


Más de 150 comisiones falleras recogieron este jueves algo que les gusta mucho (y que no es la paella): premios. El Casal Bernat i Baldoví, que es uno como Ramón y Cajal, entregó sus premios en el salón de actos del Museo del Artista Fallero.

Premiados por el Casal Bernat i Baldoví en 2016

Más de 150 comisiones falleras, tanto de la ciudad de Valencia como de otras localidades, recogieron el jueves pasado premios y distinciones otorgados por el Casal Bernat i Baldoví. De esta manera, esta asociación cultural quiere poner en valor dentro de las fallas la crítica, el llibret, la investigación y el uso de la lengua valenciana según la normativa no oficial de la Real Academia de Cultura Valenciana (RACV).

Óscar Rueda, presidente del Casal, repasó en el acto los acontecimientos más importantes del mismo durante el pasado ejercicio, entre los cuales figuran la edición de dos publicaciones: Des del Casal. Oberts al debat faller, dedicada a los artículos de reflexión sobre la fiesta; y L’atre llibret de la falla de l’Ajuntament, una sátira dirigida hacia el actual gobierno municipal de Valencia. También reivindicó el uso del idioma valenciano en el mundo fallero según las normas de la RACV, criticando los problemas que le ponen a ésta en la Conselleria de Cultura y en Junta Central Fallera, y reclamó a esta última entidad “diálogo, convivencia y respeto” a las diferentes sensibilidades que existen en la fiesta.

Los principales premios recayeron en las fallas Dr. Domingo Orozco (dicción en el concurso de teatro), Lo Rat Penat (Renaixença al uso del valenciano durante el ejercicio), Francesc Climent-Uruguai (El Mòle al artículo de investigación), Santiago Rusiñol-Conde de Lumiares (Garrofa infantil a la crítica), Plaça del Mercat Central (Garrofa a la crítica) y Azcàrraga-Ferran el Catòlic (Almodí a la escena reivindicativa valenciana).