El Museo Fallero de Valencia ya tiene la “M”


El no-Museo Fallero del Ayuntamiento de Valencia está un pasito más cerca de ser un verdadero museo, ya que la comisión de Cultura de dicho consistorio ha aprobado solicitar dicho estatus oficial. Que ya tocaba, por cierto; se han hecho viejos muchos ninots de esperar (¿o ya lo eran de siempre?).

Museo Fallero de Monteolivete (Valencia)

Museo Fallero de Monteolivete.

Una situación anómala y poco conocida por el público, que el Museo Fallero de Monteolivete (en el mismo edificio que Junta Central Fallera) no sea reconocido oficialmente como museo por la Conselleria de Cultura, ha dado otro paso para solucionarse. Ayer, la comisión de Cultura del Ayuntamiento de Valencia aprobó por unanimidad la propuesta de la Concejalía de Cultura Festiva de solicitar dicho reconocimiento, la cual acompañará al plan museístico elaborado por el director de los museos de las fiestas de Valencia, Gil-Manuel Hernández, quien por cierto es uno de los más reconocidos estudiosos de las Fallas y otras tradiciones festivas de la ciudad. El consistorio espera que el tema se resuelva -y positivamente- durante esta primavera.

El Museo Fallero dependiente del Ayuntamiento de Valencia se inauguró en su ubicación actual (plaza de Monteolivete, 4) el 4 de marzo de 1995, y recoge varias colecciones: la de ninots indultats por votación del público desde 1934, los carteles anunciadores de la fiesta, las fotografías de las fallas grandes e infantiles ganadoras de las respectivas secciones especiales, los retratos de las falleras mayores de Valencia, las insignias de las comisiones falleras adscritas a Junta Central Fallera y las fotos de las fallas municipales grandes e infantiles desde que existen. No obstante, el estatus actual de las colecciones le impiden optar a beneficios como subvenciones para restaurar los ninots.

Curiosamente, en Valencia capital no existe ningún museo sobre las Fallas que oficialmente lo sea. El Museo del Artista Fallero es legalmente una colección museográfica permanente, y el Museo Fallero municipal no tiene ningún reconocimiento. Ahora bien, el Museo Fallero de Gandia sí es administrativamente eso, museo.