‘Les Arts’ de sorprender al presi de la falla


Hasta el refajo se le aflojó de la sorpresa que le dieron sus falleros al presidente de la Falla Alameda-Avenida de Francia. Manuel Cabrera Faus recibió un homenaje que ni se esperaba por lo contenta que está su comisión con él, y más tras llevarse un primer premio con la falla grande.

Homenaje al presidente de la Falla de Les Arts

Sorprendidísimo quedó el presidente de la Falla Alameda-Avenida de Francia (también conocida como Falla de Les Arts) con el homenaje inesperado que recibió en la comida del día de San José. De postre le realizaron un lipdub donde con música y baile le hablaban de lo que le querían, y hasta se lo dejaron claro con un discurso y un mensaje en el escenario. La comisión le demostró explícitamente que estaba muy contenta de haber sacado adelante la comisión tras el fin de la “era de Julio Tormo“, su fundador, cuya marcha provocó una mala situación, y de haber conseguido un éxito nunca vivido con el monumento al lograr un primer premio de sección (la segunda B). Hasta un representante de los niños le dijo lo contentos que estaban con su gestión.

Claramente emocionado, subió al escenario donde agradeció enormemente las muestras de cariño, y quiso hacer partícipes de ellas a su equipo de confianza, personas que también hablaron a los presentes del trabajo que realizan para la falla. Tras ellos se llamó al guionista del monumento, Roberto Elías, y al artista del mismo, Rafa Ibáñez, quienes agradecieron la confianza de la comisión con ellos (a pesar de que Ibáñez es de Burriana y tuvieron una mala experiencia con otro artista de esta localidad) y mostraron su alegría por el resultado conseguido por la falla, la cual por cierto también consiguió el segundo premio de ingenio y gracia.

Homenaje al presidente de la Falla de Les Arts

Finalizaron el acto unas palabras de las falleras mayores, la niña Carolina Monforte Ramón y la señorita Deborah García Monfort, quienes agradecieron el buen trato y lo bien que lo han pasado durante el ejercicio fallero que terminaba ese día. El Himno Regional puso punto y final a esa comida tan especial.