¡Feliz Año Nuevo!


¡Feliz Año Nuevo! Fallero, claro, porque anoche se quemaron las Fallas en Valencia y muchas otras localidades, terminando un ejercicio y empezando el de 2016/2017. Han sido las primeras Fallas de la era Fuset, en la cual ha habido grandes cambios y también alguna que otra polémica tanto en prosa como en verso. Y con suerte, las últimas que no son Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

Cremà de la falla Ramiro de Maeztu-Lleons 2016

Las Fallas 2016 han acabado con la cremà, un acto que se ha sucedido desde las diez de la noche hasta prácticamente las cuatro de la madrugada en toda la ciudad de Valencia. Los intermitentes chubascos no impidieron que se quemaran los monumentos falleros con normalidad ni que el público acudiera de uno a otro para ver desaparecer entre llamas a varios. La falla municipal del Ayuntamiento de Valencia, otra enorme obra de vareta salida del taller de Manolo García, ardió de dentro para afuera como pudieron ver miles de telespectadores a través de RTVE y, por supuesto, en persona los afortunados que pudieran entrar a la abarrotada plaza del Ayuntamiento.

 

Hablando de monumentos falleros, la Falla Cuba-Literato Azorín ha ganado por primera vez el primer premio de la sección especial gracias al artista Carlos Carsí, lo que provocó las protestas de las segunda y tercera en la clasificación (Convento Jerusalén-Matemático Marzal y L’Antiga de Campanar) por el sistema de elección de jurados, e incluso la renuncia a seguir en la máxima categoría por parte del artista de la tercera, Alejandro Santaeulalia. Por otra parte, Na Jordana destronó a Duque de Gaeta-Puebla de Farnals en las infantiles, dejándola en tercer puesto de la sección especial. Por cierto que Cuba-Literato Azorín también ganó el concurso de iluminación, por lo que tuvo un ejercicio redondo.

Pero antes de plantarlas hubo Exposición del Ninot, en una nueva ubicación -el Museo de las Ciencias Príncipe Felipe- que permitió que se lucieran más las figuras expuestas y que tuvieran más espacio, permitiéndose incluso que se viera la parte de atrás de las mismas. A pesar del aumento de premio tuvo más visitantes, un 7,8% más (82.255 en comparación con los 76.555 de 2015) y se vendieron un 7,3% de entradas más (62.854 cuando en 2015 fueron 58.560), a lo cual contribuyó la situación tan turística del reciente. Lo que no cambió fue el perfil del ninot indultat, pues de nuevo tuvo como protagonista a un abuelo: el que tocaba la guitarra a su nieto, perteneciente a la Falla Almirante Cadarso-Conde de Altea. El indultat infantil fue una escena circense de la Falla Sueca-Literato Azorín, que desde el principio se vislumbró como favorito.

Por otro lado, antes de la semana fallera nos encontramos con una novedad, la Cabalgata del Patrimonio. Heredera de la desaparecida Cabalgata del Reino, mostraba diversas tradiciones de la provincia de Valencia con el fin de poner en valor el rico patrimonio cultural de los valencianos. Este enfoque va dirigido al objetivo al que se está orientando la fiesta fallera de lograr que la UNESCO, en noviembre, la declare Patrimonio Cultural de la Humanidad.

Representantes de las fallas Plaza del Mercado y Doctor Collado, en la Cabalgata del Patrimonio.

Representantes de las fallas Plaza del Mercado y Doctor Collado, en la Cabalgata del Patrimonio

A convencer a la UNESCO ha contribuido la vista que una delegación de esta organización ha realizado a Valencia justo en plena semana fallera, aunque no iba relacionada directamente con las Fallas, sino con la Ruta de la Seda, pues están preparando el segundo encuentro mundial sobre ésta que tendrá lugar en junio en la capital del Turia. Estas personas venidas de diversos lugares del mundo comprobaron así de primera mano la importancia que tiene dicho tejido para la indumentaria valenciana, y de paso se han llevado una opinión muy favorable de la fiesta. Otra visita internacional que tuvieron las Fallas fueron unos representantes del Burning Man, una celebración con similitudes a la fallera a la que acudieron los artistas Miguel Arraiz y David Moreno en su última edición y que devolvió así la visita, aumentando así el vínculo entre ambas y el conocimiento mutuo. Más de la casa es otro visitante, Pedro Sánchez, el candidato a la presidencia del Gobierno de España por parte del PSOE que hizo un tour por Valencia visitando la falla ganadora de la sección especial y otras comisiones como Fray J. Rodríguez-Pintor Cortina y San Marcelino, además de protagonizar numerosos selfies por donde iba.

Delegación de la UNESCO por la Ruta de la Seda en el Ateneo Mercantil de Valencia.

Delegación de la UNESCO por la Ruta de la Seda en el Ateneo Mercantil de Valencia.

Pedro Sánchez en la Falla San Marcelino.

Pedro Sánchez en la Falla San Marcelino.

Así pues, ha terminado un ejercicio fallero con buenas noticias y donde el nuevo concejal de cultura Festiva, Pere Fuset, ha sido alabado por muchos de sus cambios como la ubicación de la Exposición del Ninot, el nombramiento de un director para el Museo Fallero (que aunque parezca mentira, nunca lo ha tenido) o la participación de la fallera mayor infantil de Valencia en la Crida. No obstante, también ha tenido que soportar críticas por algunos como la supresión de los versos a las falleras mayores de Valencia del Libro Oficial Fallero, algo que se echó para atrás, o el cambio del lugar de reuniones de la asamblea de presidentes al Palau de la Música. Es de esperar que el trabajo de Fuset siga en la dirección de conseguir que la UNESCO sea finalmente Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, algo que se sabrá a final de año, y con nuevas iniciativas que como siempre, gustarán a unos y a otros no, como todo lo nuevo.