El cibersexo, lo que tiene ‘més tro’ para ‘Lletrafaller’


El hombre acostado con su ordenador de la Falla Escalante-Marina ha sido el ganador del premio “Lletrafaller” al Ninot de Més Tro 2016, concedido por dicha revista anual que, por cierto, se presenta esta tarde.

Ninot de la Falla Escalante-Marina 2016, Premio Lletrafaller al Ninot de Més Tro
El cibersexo es el protagonista de la figura de la Exposición del Ninot que ha sido considerado el de “Més Tro” per la revista Lletrafaller. El ninot pertenece a la falla grande de Falla Escalante-Marina y su artista es Luis Camacho, y su galardón se entregará esta tarde en la presentación del número 9 de dicha publicación que tendrá lugar en el Museo de la Ciudad (plaza del Arzobispo, número 3, de Valencia) a las 19.15 horas. En el evento habrá buñuelos y música de tabal i dolçaina. La encargada de entregarlo será Alicia Moreno, fallera mayor de Valencia de 2016.

El Premio “Lletrafaller” al Ninot de Més Tro, que este año cumple su octava edición, nació en el número dos de la revista para fomentar la sátira clara, sin importar la calidad de la falla a la que pertenece ni su estética, y se concede a una de las figuras de la Exposición del Ninot.

En cuanto a la revista, dirigida por Juli Amadeu Àrias, tendrá entre sus contenidos un artículo sobre la obra de los pintores costumbristas valencianos vista como fuente para recuperar la indumentaria valenciana, escrito por Antoni Atienza. Además, hay una entrevista a la nieta del pintor Joaquín Sorolla, Blanca Pons-Sorolla, textos titulados “¿Les ‘Falles’ de l’aigua?”, “Els secrets dels casals” y “La festa de Sant Bult”, críticas de libros, un recorrido por fallas de todas las categorías, un repaso por las fallas de especial, entrevistas a las falleras mayores de Valencia, un auca y un “desfile” de ninots de la Exposición. Como novedad, se incluye la sección “Coetòdrom”, donde se valoran positiva o negativamente varios aspectos de la actualidad, y un “llibret” sobre “la otra falla del Ayuntamiento” editado por el Casal Bernat i Baldoví. La portada es, por segundo año consecutivo, obra de Miquel Tomàs. Para realizar todo este contenido se ha contado con 40 colaboradores.