El Libro Oficial Fallero se dedica a la Feria de Julio


La Feria de Julio, y en especial los trabajos de los artistas falleros para esta fiesta, es el tema del Libro Oficial Fallero de este año del que se ha hablado más que cuando Belén Esteban fue portada de Interviú.

Pabellón municipal de la Feria de Julio de Valencia, de Carlos Cortina, en su inauguración (1926).

Pabellón municipal de la Feria de Julio de Valencia, de Carlos Cortina, en su inauguración (1926).

El número 77 del Libro Oficial Fallero ya está en la calle, y lo hace dedicado a las diferentes actividades que realizan o han realizado los artistas falleros para la Feria de Julio de Valencia. Así se hizo saber en la presentación oficial del volumen, que tuvo lugar el sábado por la mañana en la Ciudad de las Artes y las Ciencias. No obstante, de la parte del contenido que se ha hablado mucho más ha sido de los poemas dedicados a las falleras mayores de Valencia que inicialmente se retiraron y finalmente se incluyeron, eso sí, con la anotació anexa “Pàgina cedida a l’autora. S’ha respectat la literalitat del text lliurat pel encàrrec previ fet per la directiva anterior”.

El motivo de haber elegido dicha temática es que dentro de unos meses se celebrarán los 125 años de la Batalla de Flores, el acto que cierra la Feria de Julio de Valencia y en el que participan numerosos artistas falleros con la construcción de carrozas. No obstante, este colectivo ha realizado otras obras para esta fiesta como son los pabellones municipales desmontables, el primero de Ricardo Alós (1900-1925) y el segundo de Carlos Cortina (1926-1972), los cuales aparecen en las guardas del libro. Asimismo, en las portadas de los capítulos se muestran diferentes carteles de la Feria confeccionados con Mariano García Mas, Romero Orozco, Joaquín Igual, Vicente Castell, Stolz, Arturo Ballester, Morallá, Ruano Llopis, Desfilis, Dubón, Canet, Barreira, Rafael Raga, Vicente Ballester y Armando Serra.

En cuanto al monográfico, contiene un artículo sobre la Batalla de Flores escrito por Gil-Manuel Hernández, otro sobre las carrozas y su relación con los artistas falleros de Rafael Solaz, un listado realizado por Javier Mozas con la relación del máximo galardón otorgado a la mejor carroza de la Batalla de Flores, un texto sobre los pabellones municipales escrito por Mozas también, la biografía del artista Carlos Cortina (autor del pabellón municipal que se usó de 1926 a 1972) a cargo de Manolo Sanchís, un artículo sobre las fallas plantadas por la Junta Central Fallera en la Feria de Julio entre los años 1952 y 1980 de nuevo de Javier Mozas, y por último una pequeña semblanza de la participación de artistas falleros actuales especializados en la confección de carrozas para la Feria de Julio como Guaita-Roda, Azpeitia, Alfredo Demets, Enrique Burriel Morro, Jordi Palanca, Carreo y Antonio Sánchez.

Por otro lado, también se incluyen los artículos La Secció Especial en la cruïlla: com reinventar-se als 75 anys, de Joan Castelló; El Turista Fallero: el major llegat faller de Bayarri, en cumplir els seus primers 75 anys, de Sento Bayarri; Les falles, patrimoni de tots, de la Delegación de Promoción Exterior; y un recuerdo a aquellas personas relacionadas con la fiesta que han fallecido recientemente a cargo de Manolo Sanchís. El libro también cuenta con fotografías de los autores de los artículos, así como de Ángel Romero, Armando Romero y Josep Vicent Zaragozá, y con su habitual sección con los bocetos de todas las fallas que se plantarán en las comisiones adscritas a Junta Central Fallera, y la dedicada a las falleras mayores de Valencia.