Marcha (azul) imperial de Alicia Moreno en su exaltación


No se sabe si por el estreno de Star Wars VII, pero la fallera mayor de Valencia, Alicia Moreno, decidió ir de azul “imperial” en el acto de su exaltación. Anoche se celebró con el ritmo y el guión de costumbre, aunque con clases de historia de las Fallas que vinieron de boca del mantenedor, Antonio Ariño.

Exaltación de la fallera mayor de Valencia 2016 (entrada) (foto: Armando Romero - JCF)

Entrada de la fallera mayor de Valencia 2016 a su exaltación (foto: Armando Romero – JCF).

Como siempre, emociones y un público entregado tanto en persona como a través de las redes sociales no faltaron en la primera exaltación del alcalde Joan Ribó y del concejal de Cultura Festiva Pere Fuset. El acto mantuvo la estructura de años anteriores, con la única diferencia de que el mantenedor, Antonio Ariño, era un gran conocedor de la fiesta y otras veces apenas estaba vinculado a Valencia.

La llegada de Alicia Moreno al Palau de la Música descubrió el secreto que guarda siempre este acto: el color de su traje, que esta vez ha sido azul imperial. Tras su entrada y la de su corte de honor (Emma Martínez Guimerá, Beatriz Díaz Minguet, Tamara Delgado Valdés, Alba Molins Latorre, Paqui Castelló Lerma, Almudena Reig Benavente, María Bernabeu Doménech, Begoña Corts Barberá, Iris Alonso Sevilla, Pepa Esbrí Mateu, Andrea Frasquet Argüello y Ainhoa Rivera Tejados) al recinto, comenzó el espectáculo Balansiya a cargo de la compañía de danza de Susana Renau, el cual tuvo un momento tan fallero como la simulación de una mascletà de colores a base de música y bailarines. Por otra parte, también tuvieron su aportación musical la Escuela de Tabal i Dolçaina y la Banda Municipal de Valencia, encargándose esta última como siempre de la ambientación musical protocolaria.

Un momento del espectáculo (foto: Armando Romero - JCF).

Un momento del espectáculo (foto: Armando Romero – JCF).

Terminado el espectáculo y tras un descanso para estirar las piernas, tuvo lugar el inevitable protocolo. En él Pere Fuset impuso la banda y su correspondiente joia (“sin pincharse”, como afirma con humor el propio concejal por Instagram) a las doce componentes de la corte de honor, y el alcalde Joan Ribó realizó lo mismo con la fallera mayor de Valencia. Fue el momento cumbre de la exaltación y uno de los más ovacionados. Tras ello, el interminable momento de la ofrenda de cestas de flores a Alicia Romero por parte de 22 instituciones valencianas y el discurso del mantenedor Antonio Ariño, quien realizó una serie de apuntes históricos sobre la fiesta (no en vano es uno de sus principales investigadores) y resaltó la importancia de que las Fallas sean Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, basando su discurso en las tres características que la fallera mayor destaca de la fiesta: la verticalidad, la sátira y el mundo fallero.

La fallera mayor de Valencia 2016 con su banda (foto: Armando Romero - JCF).

La fallera mayor de Valencia 2016 con su banda (foto: Armando Romero – JCF).

El acto terminó con la músical del Himno Regional y un castillo de fuegos artificiales a cargo de la Pirotecnia Turís. El lugar queda a la espera de la exaltación de la fallera mayor infantil de Valencia, Sofía Soler Casas, que tendrá lugar hoy a partir de las cinco de la tarde.