Una subasta de récord da 4.500 euros a ADELA


ADELA está feliz porque la subasta de arte a favor de esta asociación consiguió ayer más de 4.500 euros, lo nunca visto desde que se celebra. Los artistas Sergio Amar y Marc Martell, que organizaron el cotarro, están como unas castañuelas de contentos también.

Subasta solidaria de arte a favor de ADELA.

Parte de las obras de arte subastadas a favor de ADELA (foto cedida por Sergio Amar).

Será 4.575 euros los que irán a parar al ADELA, la Asociación Valenciana de Esclerosis Lateral Amiotrófica, gracias a la subasta solidaria de obras de arte celebrada ayer gracias a la organización de Sergio Amar y la coordinación de Marc Martell, artistas muy conocidos en el mundo fallero. El acto, celebrado ayer sobre las seis de la tarde en el Palau de Pineda (sede de la UIMP en Valencia), contó con numeroso público asistente y como presentadores a Montse Morales y al concejal de Cultura Festiva del Ayuntamiento de Valencia, Pere Fuset, con Iván Esbrí como asistente de sala. Cuadros y alguna escultura de casi cuarenta artistas cedidas para la ocasión se vendieron al mejor postor, obteniéndose así fondos para la causa benéfica elegida. Algunos de los compradores lucieron por las redes sociales sus adquisiciones con mucho orgullo.

 

Los últimos breves del año

Por otro lado, la Federación de Fallas de la Sección Especial ha anunciado que se reunirá en pocos días con la Patronal de Hostelería de Valencia con el fin de marcar la pauta de futuras actuaciones y consensuar propuestas, con el fin de que se tengan en cuenta los intereses de las comisiones falleras federadas. Los ingresos procedentes de barras de bebida, mercadillos y similares son una partida que ayuda a financiar las actividades propias de estas fallas, pero las quejas de los empresarios del sector hostelero han recomendado aunar puntos de vista para que no haya problemas.

Y en otro orden de cosas, el Casal Bernat i Baldoví solicita a la Conselleria d’Educació, Investigació, Cultura i Esport que anule el nuevo requisito de cumplir con la normativa lingüística de la Acadèmia Valenciana de la Llengua para recibir subvención en el llibret de 2016.