Corrida en la falla de Salamanca-Conde de Altea


Una buena corrida, pero ni de toros ni de las “gorrinas” sino de esas que ahora llaman “running”, es la protagonista de la falla número 75 de la comisión de Salamanca-Conde de Altea.

Una pista de atletismo que representa la continua carrera que es la vida, es la parte principal de la falla grande que Daniel Jiménez Zafrilla está preparando para la Falla Salamanca-Conde de Altea y que se encuadrará en la sección 5ª C. Con el lema Running (que vol dir correguda), en Salamanca, esta comisión quiere mostrar a través de este circuito diversos pasajes que la comisión ha encontrado en sus 75 años de vida, así como simbolizar que las Fallas, como posible Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, han recorrido un largo camino para volver a sus orígenes. Como particularidad, esta falla será visitable por dentro, ya que los visitantes podrán recorrer dicha pista.

Maqueta de la falla grande de Salamanca-Conde de Altea 2016

En cuanto a la falla infantil, tendrá como lema Naufragios y será obra de los hermanos García Pérez.  En ella, unos niños empiezan como grumetes a aprender el arte de navegar, con el destino de llegar a un buen puerto y construir un porvenir. Sin embargo, el fuerte viento les hace ver que uno no siempre tiene el control y que cualquier cosa te puede cambiar el destino. No obstante, nunca hay que desistir a conseguir lo que uno quiera. Esta falla participará en la sección séptima.

Boceto de la falla infantil de Salamanca-Conde de Altea 2016