Politiqueando en Benicalap-Campanar


El despolitizador que despolitice las Fallas, buen despolitizador será. Este fue uno de los temas que hablaron los partidos políticos en la Federación de Fallas de Benicalap-Campanar el pasado martes.

Debate de políticos en la sede de la Federación de Fallas Benicalap-Campanar

La dependencia de la política de Junta Central Fallera, o dicho de otra manera, la propuesta de desvinculación de las Fallas de los poderes públicos, fue uno de los asuntos más importantes que trataron políticos de siete partidos de todos los tamaños y colores el pasado martes en la sede de la Federación de Fallas Benicalap-Campanar. Allí se reunieron Félix Crespo, del Partido Popular y antiguo concejal de Ferias y Fiestas; Martín Navarro, del PSPV-PSOE; Roberto Ruiz, de EUPV y miembro del consejo rector de la Junta Central Fallera; Carlos Galiana, coordinador de la sectorial de fiestas de la Coalició Compromís y también componente del consejo rector; Manuel Camarasa, de Ciudadanos; María Oliver, de València en Comú; y José Luis Chorro, de UPyD. El moderador fue Salvador Peiró, locutor de Onda Cero.

Efectivamente, la tan de moda idea de separar Junta Central Fallera del Ayuntamiento de Valencia fue uno de los primeros temas que salieron a la luz ante un público que llenó el local a pesar del calor. Todos los partidos estaban de acuerdo en que había que despolitizar la fiesta, con argumentos como que las Fallas no son ni de la derecha ni de la izquierda, sino de los falleros. La excepción la puso el PP, que prefería dejar las cosas como están porque el ayuntamiento debía “ayudar a la fiesta”, punto en el que no estaba de acuerdo de todo Galiana porque dice que Junta Central Fallera a veces “ni contesta”. No obstante, nadie negó que cierta ayuda (en especial jurídica y administrativa) tenía que dar la administración pública, la cual quiere instrumentar Compromís con una organismo nuevo, el Institut Municipal de Cultura Festiva. También había acuerdo en mantener la subvención del 25% al monumento, aunque desde UPyD se recalcó que hay que tener en cuenta siempre que el dinero para la fiesta sale principalmente de los falleros. El representante de este partido aprovechó para colar el tema de las preferentes con la excusa de que los estafados perdieron que podían gastar en ser falleros.

Otro punto que se trató en el debate fue la ayuda al sector de los artistas falleros. Desde el PSPV-PSOE se habló de explotar mejor la Ciudad del Artista Fallero, y EUPV abogó por ayudar al artista desde las instituciones públicas. Y hablando de artistas y monumentos, la Exposición del Ninot y el Museo Fallero también salieron a la luz. Roberto Ruiz abogó por mejorar la primera, y Félix Crespo apostó por ampliar el segundo a todo el edificio de Monteolivete, museo que por cierto está en trámite de ser museo oficial según este edil del PP.

En el turno de preguntas del público surgió la polémica sobre el último presupuesto de Junta Central Fallera, en concreto porque la partida de gastos diversos suponía el 60% del total. Tras numerosas divagaciones de diversos representantes políticos, lo único que se sacó en claro es que se pidió más transparencia en el gasto de este organismo autónomo.

Otra cuestión que plantearon a los representantes políticos fue la profesionalización de Junta Central Fallera. Los dos partidos grandes, PP y PSPV-PSOE, no estaban de acuerdo en hacerlo, ni tampoco Compromís ni EUPV, aunque se reconoció que en ciertos puestos especializados sería conveniente. Por contra, Ciudadanos y UPyD sí que veían bien profesionalizar el organismo.

El coloquio, que contó con un público que abarrotó la sala (aunque algunos no se esperaron al final, ya que se extendió mucho en el tiempo), acabó a la espera de saber el resultado de las elecciones del próximo 24 de mayo y desvelarse la incógnita de quién será el próximo concejal de fiestas en Valencia.