Con las Fallas, el espectáculo no está solo en Valencia


Desde este mañana y hasta el 19 de marzo tenemos las Fallas plantadas, pero hay que recordar que no sólo se pueden ver en Valencia, y la fiesta no se trata sólo de monumentos.

Plantà Duc de Gaeta 2015

Plantà de la Falla Duc de Gaeta-Puebla de Farnals 2015.

 

Las Fallas valencianas son una de las celebraciones más espectaculares que se viven en España. Durante la mayor parte del mes de marzo, la capital del Turia es todo fiesta, petardos y fuego. La historia fallera que se considera hoy como un acto casi universal tiene sus inicios en el siglo XVIII, época en la cual aparece la primera documentación con referencias falleras. Se conoce que los carpinteros de la ciudad, en vísperas del día de su patrón San José (19 de marzo), quemaban frente a sus lugares de trabajo trastos y objetos inservibles. Con el paso del tiempo, esta costumbre fue derivando en tradición, hasta el punto en que los objetos que se vertían sobre el fuego representaban escenas de crítica social. La cosa devino en competición, ya que los vecinos querían tener la mejor y más bonita Falla. Así las cosas, a partir de 1901, el Ayuntamiento de Valencia empezó a premiar las mejores ideas.

Hoy en día, la tradición es que el 15 de marzo empiece la Plantà, momento en que se exponen los muñecos en las calles. Los mejores monumentos falleros reciben el célebre indulto que les salva de la quema el día 19. Pero antes de esto, existen otros actos de interés que debes conocer para no quedarse en fuera de juego.

Y es que desde el 1 de marzo hay una cita ineludible a las dos del mediodía con la ruidosa Mascletà, un espectáculo pirotécnico que causa sobresalto, sobre todo la primera vez que si vive. Desde ese primero de mes, la intensidad va subiendo poco a poco: las calles se engalanan con todo tipo de luces (con un estilo parecido al de la Navidad), el consistorio organiza conciertos, la gente está despierta hasta el amanecer, las bandas despiertan a la gente con sus recitales de música y petardos a la ocho de la mañana, las falleras se visten con sus tradicionales vestidos para la ofrenda floral a la Virgen de los Desamparados… Pero no sólo de la capital viven las Fallas. Hay otros lugares falleros como Torrent, Altea, Denia y Alzira donde la tradición se vive con la misma intensidad e incluso con toques distintivos de cada lugar. Sin duda, la oferta en esas tres semanas es interminable en el contexto fallero.

Volviendo a Valencia, cabe destacar el tremendo éxito que ha tenido este 2015 en la Mascletà una casa de pirotecnia llamada Vulcano y afincada en Madrid. El pasado jueves día 12, los expertos quemaron 150 kilos de material reglamentario, así como 52 de explosivos. El culmen de su puesta en escena fue cuando los bloques de humo dibujaron los colores de la señera valenciana. Con ese guiño se ganaron, sin atisbo de duda, a todos los asistentes, que dedicaron una ovación cerrada a la que ha sido la Mascletà más emotiva de este año.