Franco tiene que devolver el ‘bunyol de brillants’


El pleno de Junta Central Fallera ha retirado a Francisco Franco, el señor bajito que inauguraba pantanos, la distinción del bunyol de brillants que se le concedió en 1947. Aunque después de 40 años muerto no está claro que venga a traerlo.

Franco recibiendo bunyol de brillants en 1947, de manos de la fallera mayor de Valencia Amparo Casanova

Franco recibiendo bunyol de brillants en 1947, de manos de la fallera mayor de Valencia Amparo Casanova.

Tras mucho pelear la oposición por el cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica, Junta Central Fallera ha decidido por asentimiento (o sea, porque nadie dijo que no) que el antiguo jefe del estado Francisco Franco no siga poseyendo el bunyol de brillants. La iniciativa ha venido de Roberto Ruiz y Antonio Parrilla Sánchez, representantes de EU en el consejo rector de dicho órgano municipal. No obstante, la coalición Compromís también había solicitado retirarle ese honor a Franco.

Esta distinción se creó a propósito para concedérsela a su hasta ahora poseedor. Fue el presidente de Junta Central Fallera de entonces, Clemente Cerdá, quien la propuso, aprobándose por el pleno de este organismo el 6 de mayo de 1947, tres días antes de la visita del dictador a Valencia. Ese mismo 9 de mayo la aprobó la asamblea de presidentes.

Precisamente una nueva asamblea de presidentes deberá ratificar el acuerdo tomado por el pleno, con el fin de que definitivamente el bunyol de brillants no esté en manos de Franco.