La ‘resurrección’ del artista José Manuel Mora


Sin ser Semana Santa ni de The Walking Dead, algunos artistas falleros que desaparecieron del mapa intentan “resucitar” en el mundo fallero y volver a hacer fallas. Es el caso de José Manuel Mora, que ya está manos a la obra buscando comisiones tras un parón.

La crisis económica iniciada en 2008 provocó que hubiera menos presupuesto para construir fallas, lo que a su vez hizo que muchos artistas dejaran de tener encargos y, por tanto, cerraran sus talleres. Uno de ellos fue José Manuel Mora López, quien tras 25 años plantando fallas y numerosos premios en secciones inferiores, se encontró con que cada vez le era más difícil contratar monumentos, dejando de hacerlo en Valencia en 2009, aunque continuó plantando en diversos pueblos como Albal, Alaquàs, Massanassa y Silla. La situación empeoró en el ejercicio 2013/2014, en el cual no realizó ninguna falla, y a fecha de hoy tampoco tiene nada para 2015.

Falla de José Manuel Mora

Sin embargo, José Manuel no se ha desanimado y a día de hoy sigue buscando quien le contrate, ya sea en Valencia, en Alicante o en cualquier otra localidad donde se celebren fallas u hogueras. Confía en que su carrera, iniciada en 1988 con la falla infantil de José María Haro-Poeta Mas y Ros, y su palmarés (diez terceros premios, ocho segundos y seis de ingenio y gracia, así como diez premios a la mejor figura de sección en la Exposición del Ninot y diversos galardones en belenes de libre diseño, entre otros reconocimientos) sean garantía para que los falleros y comisionados de hogueras se animen a ficharle. En esta nueva etapa profesional que quiere abrir se ha propuesto renovar su forma de trabajar y modelar enteramente en corcho, olvidando los moldes para el cartón que en otro tiempo utilizaba constantemente.

Falla Industria 2000

Y seguro que, en la sombra, hay más artistas falleros como él que quieren que las fallas vuelvan a ser su modo de vida. Quizás no fueran nunca grandes estrellas ni plantaran fallas de las que se fotografían miles de veces, pero también forman parte de la historia de la fiesta y desean seguir aportando su granito de arena en la misma.