Los buñuelos volvieron al ‘Turista Fallero’


El chocolate con buñuelos volvió a la presentación de El Turista Fallero tras muchos años de ausencia, endulzando un acto muy musical (hasta Sento Bayarri cantó) y reventando el régimen de algunos asistentes.

Presentacion Turista Fallero 2014

El primer piso de la chocolatería Santa Catalina, en pleno centro de Valencia, fue el escenario de la presentación oficial de la revista anual El Turista Fallero. Un acto que contó con la presencia de la fallera mayor de Valencia, Carmen Sancho de Rosa, y con un público que llenó la sala a pesar de que este año, para acceder había que adquirir la revista.

El conocido presentador Marcos Soriano fue el presentador de este acto, el cual estuvo salpicado por actuaciones del dúo “Música solidaria” formado por George (que tocaba el saxo) y Daniel (el acordeón). Leyó su pregón José Luis Vaello, secretario general de Junta Central Fallera. Posteriormente, en el escenario se le hizo entrega de su ejemplar a la fallera mayor de Valencia, y luego ella misma le entregó su premio al ganador del concurso de cuentos falleros, Valentín B. Ruiz Font. También Carmen Sancho se encargó de sacar los números ganadores de la rifa de aderezos que se celebró entre el público.

No faltaron tampoco las palabras del director de El Turista Fallero, Javier Tejero, quien agradeció su apoyo a los cada vez más patrocinadores y anunciantes que tiene la revista. Como colofón, el asesor de la misma Sento Bayarri cantó dos breves canciones compuestas por él mismo hace 50 años, y que como poco sorprendieron al público que no conocía esta faceta suya.

En cuanto a la revista en sí, en su número 73 sigue su línea habitual aunque con un diseño algo más moderno. Contiene artículos de análisis, de humor, relatos falleros y por supuesto, los bocetos de todas las fallas que se plantarán en la ciudad de Valencia y en los pueblos de la comarca de L’Horta. No falta tampoco el imprescindible plano para localizar dónde se planta cada falla de la capital. Son cincuenta los colaboradores (entre ellos muchas personas conocidas del mundo fallero) que hacen posible la publicación.