Se acabó la UACC


Se divorcian las agrupaciones que forman la Unió d’Agrupacions del Camp i Casal (UACC). Dos años ha durado este matrimonio múltiple fallero, que se disuelve “por no alcanzar los objetivos previstos”.

Fallers a l'Estació del Nord de ValènciaLa UACC confirmó con un comunicado que la UACC dejará de existir al final de este ejercicio fallero. Así se decidió tras una reunión de su presidente, Carlos Pradillas, con los presidentes de las agrupaciones falleras integradas en la unión (Mestalla-Benimaclet, Benicalap-Campanar, Marítim, Cruz Cubierta y Rascaña) el pasado 12 de febrero. La razón que se da para la extinción de esta interagrupación alternativa es no haber conseguido los objetivos propuestos.

Termina así la existencia de una entidad fundada en mayo de 2012 y que pretendía ser una alternativa a la Interagrupación de Fallas, recogiendo unas 120 comisiones. De todas maneras, en el mismo comunicado se añade que las agrupaciones que formaban se reservan el derecho de realizar acuerdos particulares.