Semanas culturales de pelotas y trajes


Sobredosis de semanas culturales en los próximos días: de la Falla Luis Lamarca-Velázquez, de la Falla Venezuela y de la Falla El Clero. Y con mucha indumentaria y pilota valenciana.

La pilota es el protagonista de las quintas jornadas culturales de la Falla Venezuela. Este jueves 30 de enero se inaugurarán, y a la vez se abrirá una exposición sobre dicho deporte autóctono valenciano. Al día siguiente a las siete habrá talleres y juegos infantiles, y a las diez, cena de sobaquillo. Colabora el Museu de la Pilota Genovés. El sábado a las doce de la mañana habrá exhibiciones de pilota valenciana, tanto de infantiles como de jugadores profesionales. Por la tarde, a las siete, tendrá lugar la presentación de bocetos de las fallas que plantará el artista Enrique Cardells en la demarcación. A las 22 horas, la comisión tendrá una cena a precios populares y monólogos.

Indumentària valencianaLa Falla Luis Lamarca-Velázquez ha optado por la indumentaria tradicional valenciana como eje de sus días culturales. El 27 de enero se abrirá una exposición de trajes regionales, y el día 28 de enero estará dedicado al cincelado de peinetas. Al día siguiente habrá una charla sobre indumentaria, y el último, el jueves 30, será sobre peinados de fallera y complementos.

Por último, la Falla Doctor Serrano-Carlos Cervera-El Clero contará con un mercadillo, teatro y charlas, entre otras actividades. Se inaugurará el viernes 31 de enero a las 19.30 horas, momento en que se iniciará la exposición de indumentaria valenciana, se abrirá un mercado tradicional y habrá albaes con tabalet i dolçaina. El sábado 1 de febrero a las 19.00 horas comenzará una charla sobre indumentaria valenciana, pasándose a representarse las obras teatrales Quiero un papel pequeño y ¡Qué desficio de fenicios! a partir de las 21.00 horas. A las diez tendrán cena buffet. Por último, el domingo 2 de febrero a las doce de la mañana habrá un taller con el título “Evolución del peinado de valenciana: del pelo tradicional al moño cosido”, para después terminar las jornadas culturales con una comida y un acto de clausura.