Falleros cuentan sus penas a los socialistas 1


La subida del IVA, la excesiva “burrocracia”, los conflictos vecinales y la inseguridad de los presidentes de falla fueron algunos de los problemas que ayer los falleros comentaron a los Calabuig socialistas, Joan Calabuig y Pilar Calabuig.

II Encuentro con falleros del PSPV-PSOE

Saber cuáles son las preocupaciones de los falleros para, en base a ellas, preparar propuestas electorales, fue el motivo de este segundo encuentro entre el PSPV-PSOE de la ciudad de Valencia y los festeros. La subida del IVA al monumento fue uno de los puntos inevitables, pero también se habló de las relaciones con la administración y con los vecinos.

En su discurso introductorio, el candidato a la alcaldía de Valencia Joan Calabuig ya enumeró algunas de las problemáticas actuales que él veía en la fiesta, como tener unos seguros adecuados, la necesidad de buscar una forma jurídica adecuada para las comisiones falleras, la ralentización del proceso para solicitar que las Fallas sean Patrimonio Cultural de la Humanidad, el IVA, la falta de presencia de falleros de a pie en el balcón del Ayuntamiento o el eterno proyecto de un Casal fallero para todos. También propuso la creación de una “ventanilla única” para agilizar los trámites administrivos de los falleros, punto por el que posteriormente se mostraron preocupados algunos de los asistentes.

En el turno de palabra del público, el presidente de la Falla Plaza del Doctor Collado demandó más diálogo entre asociaciones de vecinos y comisiones falleras, para de esta manera solucionar los conflictos de una manera más justa y mejor. Otro punto que comentó fue la gran responsabilidad que tienen los presidentes de falla, como está quedando patente en el juicio al expresidente de la Falla Azcárraga, que puede hacer que la gente tenga miedo de aceptar este cargo.

Por otro lado, Jordi Palanca, artista fallero y presidente de la Falla Doctor Olóriz, denunció el abandono de la Ciudad del Artista Fallero por parte de las administraciones y destacó su potencial turístico. Para aprovecharlo se habló de crear un proyecto de “ciudad temática” e incluso de construir el Casal Fallero allí. Aunque también se matizó que el Ayuntamiento ya tiene reservado un solar en la calle Lebón para él, pero que con la situación económica actual no se sabe si se edificará ni cuándo.

Otros temas que se comentaron en el debate fueron los diferentes problemas que tienen las comisiones según su situación geográfica, poniendo como ejemplo el aparcamiento de los autobuses de la Ofrenda, que a veces es muy lejano del centro. También se pidió más implicación de la hostelería en la fiesta, una reivindicación que aparece de vez en cuando en los debates falleros, así como mayor dignificación de la fiesta por parte de las administraciones públicas y reconocimiento de la labor cultural, así como de difusión de la cultura valenciana, que realizan los falleros.

Finalmente intervino Hernán Mir, guionista de fallas e investigador fallero (entre otras ocupaciones relacionadas con la fiesta), quien comentó que uno de los graves problemas de la fiesta es que interesa poco a la gente joven. Explicó que hace falta fomentar las Fallas entre los niños y la juventud, así como también entre el vecindario.

Terminó la reunión con el recordatorio de que lo hablado se tendrá en cuenta en el programa electoral del PSPV-PSOE de Valencia, y con el anuncio de la concesión al artista fallero Vicente Luna de una mención especial en los premios “Els valors de la ciutat, la ciutat dels valors” que otorga el partido.


Una idea sobre “Falleros cuentan sus penas a los socialistas

  • manuel galindo

    las fallas son una molestia para valencia que nadie ponga esto en duda, pero una molestia necesaria,que nadie lo dude,lo que es necesario es que lo regulen de una vez por todas para paliar en la medida de lo pòsible los enfretamientos en forma de conflicto con los vecinos que los hay y muchos y habra muchos mas si los politicos que nos gobiernan no legislan una ley u ordenanza que regula estos casales que digamos de paso que algunos mas que casales festeros parecen antros tercermundistas.

Los comentarios están cerrados.